Hace 30 años, la USC planeaba nuevas carreras para el campus de Lugo

El rector exponía la intención de implantar más titulaciones técnicas

La Escola Politécnica Superior, a la izquierda, y la Facultade de Veterinaria, a la derecha
La Escola Politécnica Superior, a la izquierda, y la Facultade de Veterinaria, a la derecha

LUGO / la voz

Los ochenta fueron los años de la creación del campus de Lugo. De la inauguración de la Facultade de Veterinaria puede decirse, sin riesgo a caer en la exageración, que marcó un antes y un después y que dio a la ciudad un rasgo de singularidad: pasó a tener una facultad de la que Galicia carecía, aunque sí había el precedente de la escuela veterinaria que había funcionado en Santiago a finales del siglo XIX y a principios del XX.

No solo Lugo estrenó entonces unos estudios, sino que abrió un camino, el de carreras vinculadas con el sector agropecuario, que conectaba esas enseñanzas con una realidad socioeconómica muy presente en la provincia y en la comunidad. La escuela de peritos agrícolas, cuyas instalaciones se inauguraron en 1969, fue un primer paso al que no le faltó continuidad.

En el curso 1989-90, en Lugo ya se impartían estudios superiores de ingeniería agrónoma y tuvo lugar un relevo al frente de la escuela: Antonio Rigueiro, profesor del área de Botánica, pasaba a ser responsable de un centro del que ya había salido la primera promoción de alumnos titulados. Como recogía la información publicada en este periódico el 23 de junio de 1990, el nuevo director expresó su intención de conseguir para Lugo un campus bien dotado.

Como rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), de la que dependía el campus de Lugo, Carlos Pajares también trazó un horizonte de expansión para el campus lucense y citó la creación de la carrera superior de Ingeniería de Montes y de la carrera técnica de Explotaciones Forestales como retos para la ciudad, aunque sin olvidar el camino ya recorrido. En ese acto, por otro lado, agradeció la colaboración de instituciones para la expansión de los estudios superiores.

Las palabras de Pajares tenían, por un lado, un claro sabor de despedida, puesto que la semana siguiente se celebraban elecciones a rector -fue elegido Ramón Villares- y no era candidato. Por otro lado, su intervención casi puede definirse como una plegaria luego atendida. Las titulaciones relacionadas con la toma de posesión de hace 30 años se ampliaron y se adaptaron a los tiempos: en la Escola Politécnica Superior se cursan cinco grados (Ingeniería Civil, Ingeniería Agrícola y Agroalimentaria, Robótica, Paisaje e Ingeniería Forestal y del Medio Natural) además de un doble grado y de cuatro másteres.

Además centros como Ciencias o Humanidades son una realidad, y titulaciones como Magisterio o Empresariales desembocaron, por la evolución de los planes de estudio, en facultades. Los alumnos universitarios pasaron a ser parte del paisaje cotidiano de Lugo durante varios meses al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Hace 30 años, la USC planeaba nuevas carreras para el campus de Lugo