Grandes hoteles: sin internacionales ni peregrinos, sus esperanzas apuntan al perfil nacional

El Méndez Núñez reabre después de dos meses «a cero» y tras anular las reservas previstas para junio y agosto

La recepción del hotel Méndez Núñez, reabierto al público en su edificio de la calle de la Reina, en Lugo
La recepción del hotel Méndez Núñez, reabierto al público en su edificio de la calle de la Reina, en Lugo

Lugo/La Voz

Encomendarse a las reservas del turista nacional y olvidarse del internacional, el peregrino y el que entra directamente por la puerta. Esa es la fórmula a la que se apuntan los grandes hoteles ante un escenario todavía incierto y en el que la movilidad entre comunidades dependerá de la velocidad a la que avancen de fase. Tras dos meses a cero y con todas las reservas de verano canceladas, el buen ánimo se mantiene intacto. El teléfono empieza a sonar y alimenta una ligera sensación de optimismo.

«Desde el 15 de marzo hasta este jueves se anuló todo. Ahora se están recibiendo reservas, pero muy poco a poco», señala Jacobo García, gerente del hotel Méndez Núñez, con 140 años de historia. Solo una de sus habitaciones fue ocupada en la reapertura esta semana, mientras que ayer eran dos las reservas, que apuntan para este mes a una ocupación del 9%, frente a la del 90% registrada en junio del año pasado.

«Fue un batacazo tremendo porque veníamos de trabajar en enero y febrero con el Imserso y de estar a un 93% de ocupación»

«Fue un batacazo tremendo porque veníamos de trabajar en enero y febrero con el Imserso y de estar a un 93% de ocupación en meses muy bajos», relata. Ahí empezó una cuesta abajo hasta el cero registrado en abril y mayo.

Camino Primitivo y Francés

Para García, el hotel notará la ausencia del cliente internacional, que elegía estos meses para hospedarse unos días con ellos, muchas veces como una parada en el Camino de Santiago, ya que tanto el Primitivo, que pasa por la ciudad, como el Francés, que transcurre cerca, nutrían a este hotel de peregrinos.

Además, ese perfil internacional también llamaba en esta época del año para reservar de cara al otoño, algo que ha desaparecido. Es por eso que, mientras persista la incertidumbre sobre el desarrollo de la alarma sanitaria, su posible repunte y las medidas para contenerlo, Jacobo García confía en el turista nacional.

«Es el que viene todos los años, el familiar, que procede de Madrid, Barcelona y de la cornisa cantábrica», apunta. Cree que este perfil formulará su reserva a medida que se levanten las restricciones de movilidad entre comunidades. Descarta aquella clientela que entraba por la puerta por sorpresa y que en años anteriores podía llegar a suponer la mitad de la ocupación.

Apartamentos turísticos Cidade de Lugo
Apartamentos turísticos Cidade de Lugo

Apartamentos turísticos 

Acaban de reabrir tras el parón que solo se activó para atender alguna urgencia. Los apartamentos turísticos Cidade de Lugo empiezan también a recibir reservas, pero entre ellas no hay rastro de turista, ni nacional ni extranjero, pues por ahora son trabajadores que d¡se desplazan a la ciudad para algún asunto laboral. Así lo explica José Manuel Fernández, gerente de estos 32 apartamentos, que funcionan con recepción y servicio de limpieza.

Durante la fase inicial de la pandemia, ofreció este espacio a las autoridades para alojar a sanitarios y personal que trabajara en servicios esenciales y quisiera apartarse de su familia para evitar contagios. Así, los apartamentos se mantuvieron a medio gas. Fernández recuerda el casod e una familia que se quedó casi dos meses después de que la irrupción del covid-19 les coincidiera con una reforma integral de la casa en la que residían. 

El dueño de este edificio de apartamentos se muestra «optimista», pero señala que parten «de cero». Cree que la semana que viene, coincidiendo con la movilidad entre provincias, pueda entrar un número más interesante de reservas.

«El europeo representa el 70%»

Han sido tres meses de pura gestión de cancelaciones. Ramón Álvarez, director del hotel Alfonso IX de Sarria, afirma que «el cliente europeo representa el 70% y está todo anulado». Considera que habrá que esperar para saber cómo se comporta el turista nacional, muy debilitado por la situación económica

«La reapertura no es por el negocio que vas a tener, es por ir poniéndote al día e intentar atraer de nuevo al cliente», explica Álvarez, que en esta primera semana de actividad registró una reserva de 45 habitaciones relacionada con un rodaje.

Todo el trabajo de la campaña de verano e invierno, banquetes y bodas «se ha ido todo al garete», apunta. Por eso confía en poder atraer al turista que se mueve en familia. En ese sentido, afirma: «Si no levantan las fronteras esto va a ser un cierre gradual de negocios».

Torre del Homenaje del Castillo de los Andrade, Parador de Vilalba
Torre del Homenaje del Castillo de los Andrade, Parador de Vilalba

«Las reservas incluso mejoran»

La red de Paradores a la que pertenece el complejo de Vilalba iniciará su actividad en bloque el próximo día 25. Sin embargo, pese a tener la puerta aún cerrada, el trabajo es intenso en el interior. «La previsión de ocupación a uno de junio en comparación con el mes de junio del año pasado está a la par e incluso mejorando», afirma Laura Vérez, subdirectora del Parador de Vilalba.

El perfil mayoritario en su clientela es el nacional, que oscila entre un 60 o 70% frente a un 40 o un 30% extranjero. La mayor parte de las reservas realizadas desde fuera de España se han cancelado a lo largo de la alarma sanitaria, «salvo algunas que se mantienen a la espera de lo que pase», indica Vérez, la persona que ha estado estos últimos tres meses al frente de la labor relacionada con las cancelaciones y los aplazamientos, que confían en poder pasar por Vilalba.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Grandes hoteles: sin internacionales ni peregrinos, sus esperanzas apuntan al perfil nacional