Abastecerse de agua en zonas rurales: 10.000 euros y una espiral de papeleo

La Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos reclama simplificar los trámites


Lugo

Legalizar los pozos que ya existen o construir nuevos no puede atrapar a quienes se lo proponen en una maraña administrativa en la que el coste de todos los pasos puede llegar a superar los 10.000. Esta es la denuncia que hace la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Lugo y la Plataforma Galicia en pé en Defensa do Rural al considerar que «el acceso al agua es un derecho» y que, por tanto, se deben simplificar los trámites para poder acceder a ella, sobre todo si es para el uso de una vivienda familiar.

«La Xunta de Galicia, el ente Augas de Galicia, Confederación Hidrográfica Miño Sil y Confederación Hidrográfica del Cantábrico, así como los Ayuntamientos de la autonomía, deben de tomar de inmediato cartas en este asunto para facilitar la legalización o construcción de nuevos pozos, especialmente aquellos destinados al uso familiar», señala un comunicado conjunto.

Un pozo sin fondo de costes

En ese documento, ambas entidades desgranan el coste que supondría para una familia habilitar un pozo de 70 metros de profundidad a 50 metros de distancia de su casa.

De esta forma, consideran que los costes del suministro eléctrico y de la estructura en sí pueden llegar a superar los 6.000 euros. A mayores de esa cantidad, lamentan que se sumen los cobrados por las diferentes administraciones para avanzar en los trámites que permiten legalizar los pozos, como por ejemplo las autorizaciones que los Ayuntamientos dan para su contrucción.

En ese sentido, puntualizan que ese coste varía, según el municipio en el que se solicite, «pero nunca será inferior a 400 euros, incluido el trámite administrativo de la solicitud», indican.

Un solo documento

Por todo ello, subrayan la necesidad de «simplificar todos estos trámites» para que una casa pueda tener acceso al agua de manera más sencilla.

En concreto, señalan que bastaría con que «un solo documento tipificado sirviera para llevar a cabo los trámites administrativos y eliminar las tasas cobradas por las diferentes administraciones para facilitar» el servicio, que a su juicio es «básico» y, por ello, consideran que «debería ser ya gestionado por la administración».

Cultura del agua

Tanto la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos como la Plataforma Galicia en pé en Defensa do Rural reivindican «la cultura del agua» que caracteriza a la comunidad «por el caudal y número de sus ríos y por el número de fuentes o acuíferos». Frente a ello, lamentan que Galicia se haya convertido «en la tierra en la que casi es imposible disponer legalmente de agua potable para la vivienda». «El agua no puede estar sujeta a un montón de tasas que la propia administración, al servicio del pueblo, debe de asumir», denuncian.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Abastecerse de agua en zonas rurales: 10.000 euros y una espiral de papeleo