El delegado de la Xunta agradece el trabajo voluntario de los agentes de Medio Ambiente de la provincia

La Voz LUGO

LUGO

Reunión con los agentes medioambientales de la Xunta con el delegado
Reunión con los agentes medioambientales de la Xunta con el delegado

Según los datos de la asociación profesional de agentes, en 2019 hicieron unas 800 inspecciones por daños de lobo, 1.200 por jabalí, y casi 50 por oso

22 may 2020 . Actualizado a las 16:55 h.

El delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, reunió a los agentes territoriales de la Consellería de Medio Ambiente de la provincia para expresarles en nombre del gobierno de Feijoo su agradecimiento por el trabajo de voluntariado realizado durante la pandemia. Al margen de sus tareas habituales, los agentes llevaron a los domicilios de alumnos de toda la provincia libros y otro de material escolar que los chavales había dejado en las aulas el día que se decretó el estado de alarma. «Todas as solicitudes recibidas ata o de agora foron atendidas e, polo momento, os axentes levan entregado material escolar a domicilio a 146 estudantes de diferentes centros educativos de Vilalba, Lugo, Monforte de Lemos, Pedrafita do Cebreiro, Barreiros e Viveiro», explicó la Xunta.

Los agentes también colaboraron con los concellos que lo solicitaron en la vigilancia y acompañamiento de personas mayores o con problemas de diverso tipo durante la pandemia. La Xunta ofreció este servicio a todos los concellos de la provincia, y lo aprovecharon por ahora Meira y Pastoriza.

La Xunta destacó que los agentes, al margen de estas labores para las que se presentaron voluntariamente, no dejaron de hacer sus tareas, «entre outras accións, comprobación dos danos ocasionados polos ataques do lobo e o xabaril; atención a casos de maltrato animal ou recollida de fauna silvestre ferida, por citar as máis habituais». Según los datos de la asociación profesional de agentes, en 2019 hicieron unas 800 inspecciones por daños de lobo, 1.200 por jabalí, y casi 50 por oso; cifras elevadas ya que la provincia tiene una red de espacios naturales protegidos que es mayor que todo el resto de Galicia.