Empieza la desescalada sanitaria en hospitales y atención primaria

Se están programando más quirófanos y ya se realizan operaciones prioritarias

Gente con mascarilla a la entrada del HULA
Gente con mascarilla a la entrada del HULA

lugo / la voz

Empieza la desescalada sanitaria en el área de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos. El Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) está retomando su actividad programada y lo mismo ocurre en centros de atención primaria. El gerente del Área Sanitaria, Ramón Ares, explica que la incidencia de nuevos casos de covid-19 es muy baja desde hace semanas y que durante los últimos 15 días prácticamente no se han registrado ingresos de pacientes positivos en coronavirus. La presión en las ucis de toda la provincia no ha alcanzado puntos críticos durante la pandemia y los hospitales no tuvieron que aumentar su capacidad para hacer frente a la esta crisis.

Actividad quirúrgica

«Dándose estas circunstancias, estamos preparando a volta á actividade normal», explica Ares, que también cuenta que en el caso de los tres hospitales de la provincia aún se reserva una planta para los enfermos de covid-19. Aunque ya se realizan operaciones a diario en los centros, también se están programando más quirófanos y reiniciando la actividad, dando prioridad a los pacientes que, sin llegar a ser de urgencia, necesitan someterse a una intervención. Asimismo, algunos de los quirófanos se reservan para los posibles enfermos de covid-19 que necesiten una operación.

Poco a poco, los hospitales están iniciando una desescalada, centrándose en las intervenciones de prioridad uno. Las de otro nivel y la cirugía ambulatoria tendrán que esperar aún unas semanas. Los profesionales sanitarios ya están haciendo pruebas diagnósticas en áreas como radiología o cardiología.

Para evitar que se concentre gente en las salas de espera de los centros sanitarios, se han «dilatado» las agendas. Es decir, hay más tiempo de citación entre paciente y paciente y parte de las consultas se han prolongado y distribuido hasta la tarde. El foco de atención en estos momentos está puesto desde hace varios días en los pacientes que están esperando su cita para realizarse alguna prueba diagnóstica o para recibir los resultados de la misma, a la espera de un tratamiento acorde.

En consultas externas se atiende ya a los pacientes con patologías más urgentes. Además, las consultas telefónicas se mantienen y sustituyen a las presenciales siempre y cuando sea posible. «Intentamos normalizar este tipo de atención dentro das actividades da consulta», explica Ares.

El plan de reactivación

Dentro del plan de reactivación de los hospitales se ha definido la actuación de cada servicio con criterios que permiten minimizar los riesgos de posibles contagios. El seguimiento domiciliario a través de Telea también crece y se extiende.

Cuando un paciente llega al hospital, se le realiza una pequeña encuesta que también determina si podría ser un posible caso de covid-19. Por ello, en urgencias siguen en activo los circuitos diferenciados. Además, «cando chamamos a un paciente para darlle unha cita xa lle preguntamos se ten febre ou síntomas respiratorios, e se di que si xa lle aclaramos que non se achegue ao hospital e que consulte cun médico de atención primaria», explica Ramón Ares, que también cuenta que cada paciente que entra en el hospital tiene acceso a una mascarilla quirúrgica y que hay gel hidroalcohólico en la entrada de los hospitales y también en las consultas.

La atención primaria juega un papel fundamental antes, durante y después de la pandemia. «Fixo que non houbese problemas de camas, e agora, que pasou a fase aguda, o papel da atención primaria é fundamental», cuenta el gerente del área sanitaria, Ramón Ares.

El coronavirus no ha desaparecido y son los profesionales de este servicio los que detectan más precozmente posibles casos de infección y que, al mismo tiempo, realizan un rastreo de los contactos para cortar la transmisión del virus. «Se somos capaces de detectar os casos rapidamente podemos actuar máis eficazmente, ter todo preparado e dispoñer de máis medios. A isto engádese que agora estamos máis preparados», cuenta Ares.

La atención primaria será la que se enfrente muy precozmente a una posible nueva onda de coronavirus que podría producirse dentro de unos meses. «Pode haber casos e brotes puntuais», asegura el doctor.

Los sanitarios recuerdan que es imprescindible que la población respete la distancia social de dos metros para evitar futuros contagios y que se lave mucho las manos. Hacer las cosas bien, tal y como marcan las autoridades sanitarias, es algo que depende de cada uno, pero que debe de priorizarse.

 Aumento de las urgencias

Desde que empezó la desescalada, el número de urgencias en los hospitales ha aumentado notablemente. «Queremos deixar claro que vir ao hospital é completamente seguro e que hai patoloxías que non poden esperar», explica Ramón Ares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Empieza la desescalada sanitaria en hospitales y atención primaria