«Le llamo de la Policía Local: el cliente necesita un colchón»

Tras negarse una tienda a venderle un colchón para su suegra recién dada de alta, un lucense consiguió lo que quería con ayuda de las autoridades


lugo / la voz

Un lucense acudió esta semana al centro comercial de As Saamasas para comprar urgentemente un colchón porque su suegra llegaba esa misma noche de Madrid. La habían dado el alta en un hospital porque su dolencia podía esperar. Así que el yerno se fue al centro comercial para comprar un colchón y alojarla en casa esa noche. Pero no le quisieron vender el colchón por no ser un bien de primera necesidad.

Le explicó hasta al director comercial su emergencia porque no había hotel ni casa a donde enviar a su suegra esa noche y era un caso humanitario . Pero ni así. Le ofrecieron comprarlo en la plataforma on line del centro comercial, pero no le llegaría ese día, como él necesitaba. Se ofreció a comprarlo en Internet si le permitían llevarlo esa tarde, pero tampoco aceptaron. Desesperado, Manuel Alonso, salió del centro comercial y fue a la Policía Local para saber si le podían ayudar. Los agentes se ofrecieron a llamar al hípermercado para informarles de que no contravenía la regulación del estado de alarma sino que se trataba de un asunto humanitario. De nuevo en el centro comercial, los agentes hicieron la llamada y recomendaron que le vendiesen el colchón. Pero de nada valió.

Alonso, desolado, no daba crédito a la falta de solidaridad del hipermercado. Salió en dirección a Pobra de San Xiao y la Guardia Civil lo interceptó. Cuando les contó su situación, lo dejaron seguir y, felizmente, Muebles Julián le vendió un colchón. Alonso le estará eternamente agradecido. Ayer, ya más tranquilo, le pidió a su abogado que estudie si puede demandar al centro comercial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

«Le llamo de la Policía Local: el cliente necesita un colchón»