El barrio de O Carme (V): Los caminos medievales del viario histórico

En la antigua cartografía se reproducen tres caminos que conducirían a la calzada romana


lugo

Aparte de la actual calle de Santiago, es una constante de la antigua cartografía, la presencia de un camino superior que une ambas puertas por debajo de la Ronda y otros tres inferiores que, partiendo aproximadamente del final del tramo principal de la calle hoy pavimentada, unirían esta con la actual calzada romana, en su parte mas alta (calle Santiago), en su parte media (el Regueiro dos Hortos), y en su parte inferior (camino del Carmen).

Los tres citados pueden ser considerados como históricos caminos principales del barrio, por ser estos los de mayor capacidad

de tránsito por parte de los usuarios y cubrir la mayor parte de su espacio con la mayor longitud, comunicando la Porta Miñá con

diferentes alturas del territorio. De estos parten numerosos afluentes hacia la mayor parte de las fincas y antiguas construcciones. Se podría suponer que cualquiera de ellos pudo haber servido como variante del Camino medieval.

La calle de Carmen posiblemente cuenta con su actual apariencia rectilínea desde el siglo XVIII, época de la que son datables algunas de las casas a la que dan frente, pero es objeto de posteriores reformas de su rasante y pavimento durante los siglos XIX

y XX. El archivo histórico provincial conserva descripción y condiciones para la «construcción del camino del barrio del Carmen» en el año 1848 y de una posterior reparación en el año 1890. El pavimento adoquinado actual es de mediados del siglo

XX, como se refleja durante su colocación en imágenes del archivo fotográfico de Alvez.

El firme actual está previsiblemente situado a una cota superior en su parte alta e inferior en su parte baja (a la vista de la necesidad de colocar pasos de escalera descendentes o ascendentes para acceder a algunas de las casas), lo que con seguridad dio a su pendiente una progresividad que la original no tendría (evitando un acusado descenso en su tramo medio).

El camino del Carmen arranca donde finaliza el piso pavimentado de la calle (punto kilométrico 102,720 del peregrinaje). Tiene

la mayor pendiente intermedia y el mayor recorrido hasta desembocar en el barrio del Puente. Es hoy itinerario oficial del Camino Primitivo, desde la publicación del decreto 267/2012, junto con la calle Santiago. Durante un tiempo, la calle del Carmen fue la más utilizada comunicación con el margen fluvial y sus huertas, como itinerario de productos agrícolas para su venta en las ferias del recinto amurallado. También constituyó, durante el siglo XX, el paseo de recreo hasta el baño fluvial (a la altura de la Fábrica de la Luz).

Su continuidad se ve interrumpida por la Segunda Ronda, sin existir tan siquiera a su altura un paso de cruce señalado. La unión entre ambas vías es hoy una pequeña rampa para permitir el paso peatonal, no rodado. El Regueiro dos Hortos es el de mayor importancia histórica del barrio y considerado como vía prioritaria por los especialistas en la vía primitiva. Es el de mayor ancho y con acceso a la mayor parte de las propiedades, con un discurrir continuo y mas directo desde la Puerta Miñá hasta la Calzada Romana.

En su parte media recoge, por debajo de su firme, la evacuación pluvial de las huertas superiores. Cuenta con puertas completas de madera a ambos lados, algunas semienterradas, con dintel superior pétreo. Esto indica que el actual Regueiro dos Hortos tiene su firme sobreelevado (en una altura no inferior a un metro) sobre el original primitivo, fruto de sucesivas sedimentaciones de escorrentías de las grandes precipitaciones producidas en la ciudad (antes sin canalizar) que discurrían como un torrente hasta evacuar en el río.

En su recorrido existen evidencias de muros desplomados por las corrientes y reconstruidos posteriormente. Algunos de estos realizan una función de contención de tierras, alcanzando alturas de dos metros (o más) en ayuda de la conformación de los planos aterrazados que dan viabilidad al cultivo de estos terrenos con acusada pendiente.

Otros, sin esta función y dado su tamaño, es muy posible que actuasen como envolvente de unidades habitacionales de cualquier tipo o época. Al igual que sucede con el camino del Carmen, la ejecución de la Segunda Ronda rompió su continuidad, ascendiendo hasta esta a través de una rudimentaria escaleras y descendiendo otras más angostas para llegar a la calzada. El tercer camino parte también de donde se ubicaba la desaparecida fuente. Es una hipotética variante superior del camino primitivo. Su comienzo está flanqueado por antiguas y centenarias edificaciones (una de ellas probable cuartel y cárcel del Ejército Carlista y reconstruida tras su incendio durante la huida). Su discurrir es el menos ancho y practicable, por su actual estado de abandono, y se ve interrumpido a la mitad, no accidentalmente sino voluntariamente, por motivos desconocidos. Desemboca entre dos edificios de la calle Santiago, separados por una puerta metálica con llave.

Ramón M. Cabarcos es arquitecto y técnico especialista en Gestión Inmobiliaria y Urbanística por la UDC. Master en Servicios Culturales y Doctor en Humanidades por la USC.

La calle del Carmen fue itinerario de productos agrícolas para su venta

en las ferias

El actual Regueiro dos Hortos tiene su firme sobreelevado sobre el original primitivo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El barrio de O Carme (V): Los caminos medievales del viario histórico