Jugando a desmontar estereotipos de género con los más pequeños

El alumnado aprende de la mano de Benedicta y otras mujeres la necesidad de vivir en igualdad

La conselleira de Educación con los niños y al fondo el resto de ponentes en el colegio de Paradai
La conselleira de Educación con los niños y al fondo el resto de ponentes en el colegio de Paradai

lugo / la voz

Un grupo de niñas y niños corren detrás de Irene Cortiñas al salir de clase. Son de etnia gitana, como ella, que participó junto a otras mujeres, como Benedicta Sánchez, ganadora de un Goya, o Adiatarou Iglesias, doble subcampeona mundial de atletismo, en una actividad para mostrarles que el sexo con el que nazcan no podrá impedirles todo aquello que se propongan, como tampoco podrá condicionarlo la edad, el color de la piel o las capacidades diversas con las que cuenten. En la cita intervino además la conselleira de Educación, Carmen Pomar. La presencia de Benedicta en el gimnasio del CEIP Paradai hacía presagiar que cualquier otra iba a resultar ensombrecida por lo que portaba entre sus brazos, el busto de Goya logrado por su interpretación en O que arde, de Óliver Laxe.

Para la directora, Marta Castro, fue todo un reto reconducir hacia la actividad prevista a una audiencia inquieta por los misterios del cine. «¿Quién prendió fuego al bosque?», «¿Es Amador su hijo en la realidad?», «¿Qué le pasó a la vaca accidentada?», fueron algunas de las preguntas que le dirigieron los pequeños, mientras Castro se esforzaba por que descubrieran en Benedicta a la mujer capaz de entusiasmar a sus 84 años al jurado de la Academia de Cine para que le pusiera un broche de oro a una vida de aventuras. 

Brasil en el debate

«Máis que da película, vamos a preguntarlle da súa vida», insistía la directora del centro a cada nueva cuestión cinematográfica que se planteaba. Gracias a su rápida intervención, la actriz pudo relatar su etapa en Brasil. Y así fue como una niña y un niño saltaron como un resorte del suelo en el que estaban sentados para advertirle de que ellos eran brasileños. Con ambos compartió un breve repaso por lugares significativos de Sao Paulo.

«Que crezcan, que estudien e, marcha atrás, ¡nunca!», fue el consejo con el que Benedicta culminó su intervención. Fue ella la última en acceder al gimnasio del colegio para participar en un juego propuesto por el equipo docente.

Antes, habían entrado por sorpresa Adiatarou Iglesias, la atleta lucense con discapacidad visual que es subcampeona mundial de atletismo en 100 y 200 metros; Irene Cortiñas, segunda mujer gitana en graduarse en la Universidad; y la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez.

La conselleira de Educación con los niños y al fondo el resto de ponentes en el colegio de Paradai
La conselleira de Educación con los niños y al fondo el resto de ponentes en el colegio de Paradai

Ellas se enfrentaron al alumnado de tercero, cuarto, quinto y sexto de primaria, mientras que otro grupo formado por la policía Silvia Ribeiro, la árbitra de fútbol Tania Fente, la arqueóloga, Mari Luz Fernández y la mecánica Mercedes Álvarez fueron presentadas a los cursos de infantil, primero y segundo de primaria.

«Es necesario que tengan referentes, pero no solo profesoras o médicas, sino carniceras, por ejemplo, esos referentes más cercanos, personas que se encuentran en su día a día para que vean que tenemos las mismas oportunidades», explicaba Irene Cortiñas al término de la actividad. Técnica en igualdad de género y de trata en la Fundación Secretariado Gitano, consideró «emocionante» la cara de ilusión de las niñas que se acercan para decirle que quieren ser como ella.

Diversidad

A su juicio, es necesario que en el Día da Muller que se conmemora mañana la sociedad refleje «de verdad» lo diversa que es y que no se limite solo a mostrar el género, que también, sino la etnia, la nacionalidad, la edad, el color de piel...

Una vez las mujeres invitadas terminaron de compartir con el alumnado sus experiencias, se incorporó a la actividad la plana mayor de Educación, con la conselleira Carmen Pomar a la cabeza. Situados en línea los distintos cargos institucionales, hombres y mujeres, la directora del centro pidió a niños y niñas que identificaran a la persona responsable de Educación en Galicia. La mayoría acertó al señalarla a ella.

Pomar tiró de vocación como graduada en Psicología Infantil para lanzarse literalmente a disfrutar del momento. «¿Por que é importante que a conselleira sexa unha muller?», les preguntó. «Para demostrar que todos somos iguais», le respondió Paco, un alumno sentado a unos metros de ella y que despertó un sonoro aplauso entre compañeros, profesores y prensa.

«Se vimos aquí a falar con vós e para que descubrades que as mulleres podemos ter postos de responsabilidade e converternos en referentes. Se chegamos a onde quixemos chegar, facemos que vós saibades que tamén podedes», trasladó Pomar a un coro de ojos atentos que cerraba así el ciclo de actividades organizado por el profesorado de Paradai con motivo del Día da Muller que se conmemora mañana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jugando a desmontar estereotipos de género con los más pequeños