Cáceres, un equipo en racha para medir al Breogán


Con la interrupción por las famosas ventanas de la competición, la LEB se pone de nuevo en movimiento con esta jornada de viernes para varios equipos, entre ellos nuestro Breogán, al que quizás después de su victoria por aplazamiento ante el líder, el parón no le haya venido en el mejor momento.

El vacío competitivo se cubrió con la noticia de un nuevo fichaje. Como es sabido la baja de Ahoonen obligaba a estrujarse la mollera para cubrir su ausencia. Esta noche, Elijah Brown tendrá ocasión de jugar minutos y todos estaremos atentos a su rendimiento.

Como de costumbre, todo se llevó a cabo con el mayor sigilo. Y a hechos consumados llegó la noticia desde el club, aunque lo que nunca sabremos es quién tomó la decisión. Cuando como en este caso hay varias opciones, sería bueno saberlo para aplaudir y agradecer en caso de acierto o criticar en caso de error. Lo que debería de estar prohibido es tomar decisiones a escondidas.

Cáceres es el rival de esta tarde. Nos propinó el primer gran susto de la temporada, el primero de los repasos que recibimos en el Pazo y el primero en cuestionar aquel favoritismo que todos le dábamos al Breogán, y que 22 jornadas después se ha ido diluyendo. Es verdad que el triunfo y el magnífico partido frente al Carramimbre han supuesto una inyección de moral y un clavo ardiendo al que se agarra el sueño del ascenso directo.

Si a los equipos se les mide en ocasiones por sus rachas, la de los cacereños es excelente. Basta con mirar las estadísticas. Su última hazaña: ganar en Mallorca. Si nos olvidamos de los números y nos fijamos en otros detalles vemos un equipo coral, en el que generalmente todos suman sin grandes alardes. Van guiados, como siempre, por la batuta de Ricardo Uriz, que aún en los partidos más grises, como es el caso de Palma, con un paupérrimo 4 de 15 en tiros de campo y solo tres asistencias, supo dirigir como siempre con mucho sentido.

Dentro de ese conjunto armónico hay que fijarse en Jorge Bilbao Torrontegui, héroe de Mallorca, con 31 puntos de valoración. Se trata de un jugador que estuvo durante cuatro años en Estados Unidos, con una excelente trayectoria en la liga universitaria. Regresó a Europa para jugar en Polonia, donde las lesiones le lastraron. Llegó en verano a Cáceres y comenzó la liga con números aceptables para iniciar una progresión asombrosa.

Se trata de un enorme reboteador, que últimamente se ha convertido en un anotador muy fiable. Sin duda, la racha de Cáceres -ya son cuatro victorias en cinco partidos- descansa en gran parte sobre las espaldas de este jugador.

Al Breogán le obliga esta noche la necesidad de sumar una nueva victoria si quiere seguir al acecho y si quiere que no se venga abajo la recobrada ilusión que produjo en enorme triunfo ante Valladolid. De momento, es a lo máximo que puede aspirar, ganar, ver lo que sucede en otras canchas y mantener viva la ilusión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cáceres, un equipo en racha para medir al Breogán