Las alertas de los lucenses a la sala 091 de Policía Nacional se atenderán en A Coruña

La sala de la Comisaría de Lugo recibe una media de 2.500 llamadas al mes


LUGO / LA VOZ

Dentro de un año, concretamente en febrero del 2021, la sala del 091 en Lugo, con sede en la comisaria de la Policía Nacional de la capital, cerrará sus puertas.

A partir de esa fecha, las llamadas que analizan y dan respuesta a las solicitudes urgentes y demandas de información de los lucenses serán recibidas en la jefatura de la provincia de A Coruña.

Esta decisión del Ministerio del Interior afecta a otras salas de provincias españolas, entre ellas Ourense, que de forma progresiva irán cerrando sus puertas.

La primera en echar la llave será este mismo mes de marzo: el servicio de Cuenca se centralizará en Toledo. Esta actuación se enmarca en el Proyecto Cimacc 091, de la Dirección General de la Policía que consiste, según señalan, en la transformación de la salas del 091 en centros inteligentes de mando de comunicación y control y su concentración a nivel provincial o regional. También está involucrada en el proyecto la empresa Telefónica, propietaria de la línea y de las aplicaciones que se utiliza en el Proyecto Séneca -germen del Cimacc 091- que permitió la implantación de una herramienta de gestión de sucesos.

«La persona que reciba la alerta en A Coruña no podrá identificar, por ejemplo, el 18 de julio»

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) cree que detrás de esta decisión hay solamente una razón económica. «El tiempo en el que llames a la Policía y te atienda una máquina está más cerca», señala el sindicato, que cree que supondrá un grave perjuicio para la resolución de las demandas. Explican, entre otras razones, que la persona que reciba la llamada desde A Coruña no sabrá donde está una calle, no conocerá a los delincuentes habituales o la veracidad de la denuncia en caso de que sea una persona que habitualmente llama a la sala. «Por ejemplo, hay gente que llama y habla de la zona de los bares del Dieciocho de Julio. Los agentes ya saben que se refiere a Camiño Real, pero la persona que reciba la llamada tardará mas tiempo en saberlo, o al final tendrá que pedir aquí información», explica Roberto González, del SUP.

Profesionales que conocen al detalle las calles y las zonas donde predomina la delincuencia

Los operadores de sala del 091 se han curtido con muchos años de servicio sobre las mismas calles desde donde llegan, a diario, numerosas peticiones de auxilio. «Conocen perfectamente las zonas, la delincuencia, ubican a los criminales en cada barrio y mantienen ese contacto personal y visual tan necesario con los patrulleros», dice.

 Creen que la cercanía de un operador que convive y conoce perfectamente la idiosincrasia de la localidad en la que presta servicio, que identifica a los reincidentes, el nombre antiguo de las calles (18 de julio) o el modus operandi de los delincuentes es un valor añadido al servicio que se pretende eliminar. «Los agentes que muchas veces descuelgan el teléfono actúan de psicólogos, tranquilizando, asesorando y ayudando a personas desesperadas que tratan de encontrar empatía al otro lado de la línea. «Una sintonía que se alcanza gracias a la cercanía que existe en las provincias pequeñas», dice Roberto González.

Al margen de lo puramente técnico, hay voces que apuntan que esta centralización de las salas supondrá un importante perjuicio para los vecinos. No en vano, la sala lucense recibe una media de dos mil quinientas llamadas al mes y es atendida, por turnos, por once funcionarios.

El Sindicato Unificado de Policía defiende que los agentes que trabajan en las salas demandan la información más necesaria y urgente trasladándosela instantáneamente a los agentes del Grupo de Atención al Ciudadano.

«Esta iniciativa permite liberar persoal para poder atender outras necesidades»

Conocido el Proyecto Cimacc 091 y tras consultar a la subdelegada del Gobierno en Lugo su opinión sobre esta iniciativa que pondrá en marcha en 2021 el Ministerio del Interior, Isabel Rodríguez ha valorado positivamente este proyecto. «O 091 é un proxecto co que a Policía Nacional aproveita as posibilidades que ofrecen as novas tecnoloxías e supón o aproveitamento óptimo dos recursos tecnolóxicos para dar unha resposta rápida desde a Policía Nacional ás situacións de emerxencia e ás demandas dos cidadáns», manifestó la máxima responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la provincia de Lugo.

«¿091? Hay alguien en mi casa»

josé manuel pan

Robos, asaltos, tirones, caídas, intentos de suicidio. El centro neurálgico de la Policía Nacional recibe casi 500 llamadas al día. Muchas veces salvan vidas

«¿091? Vengan rápido, hay alguien en mi casa». Son las dos de la madrugada de un martes de febrero y en la sala del 091 se recibe una llama angustiosa. Es la voz de una mujer. El agente pregunta la dirección, pero se queda con la palabra en la boca. La mujer ha colgado. Los nervios, el miedo. No es la primera vez que pasa. Quienes atienden el servicio telefónico que conecta al ciudadano con la Policía Nacional conocen decenas de situaciones parecidas en las que la tensión del momento impide a las víctimas ofrecer datos precisos sobre lo que le está pasando. Pero eso no imposibilita la atención inmediata. Los policías localizan la llamada y alertan a las patrullas de seguridad ciudadana. «Se trata de llegar cuanto antes para auxiliar al ciudadano. Es el primer objetivo de este servicio», explica un policía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las alertas de los lucenses a la sala 091 de Policía Nacional se atenderán en A Coruña