Mateo Sánchez: «Al Breo no le guardo rencor, solo le puedo estar agradecido»

Admite que en un primer momento le costó asumir que fuera el descarte para alargar el contrato de Gavrilovic


Mateo Sánchez (Lugo, 1999) no volverá a vestir la camiseta del Leche Río Breogán en la presente campaña. El cuerpo técnico decidió que fuera él el descarte para prorrogar el contrato de Gavrilovic, que había llegado como interino para suplir al lesionado Nogués, y el joven alero lucense lo asume de manera muy profesional, sin reproches y solo muestras de agradecimiento hacia el club en el que se había enrolado el pasado verano cargado de ilusión.

-¿Cómo encajó la noticia?

-Cuando me la comunicaron me cogió un poco de sorpresa porque no me lo esperaba, a pesar de que sabía que era una posibilidad. Al principio me costó un poco asumirla, pero con el paso de los días la voy digiriendo y solo pienso en seguir trabajando con la cabeza bien alta y mirando hacia delante.

-¿Entiende que haya sido el jugador descartado?

-Tampoco trato de darle demasiadas vueltas ni mucha importante, ya que ahora estoy en época de exámenes y debo tener la cabeza despejada. Es una situación bastante compleja, es verdad, y la analizaré más adelante porque, como te decía, en estos momentos prefiero centrarme exclusivamente en los exámenes.

-¿Qué explicaciones le dio el entrenador?

-Me comentó lo que todo el mundo ya sabe, que éramos 13 jugadores en plantilla y solo podíamos tener 12 y que me darían de baja federativa. Y que seguiría vinculado al club aunque no podía entrar en las convocatorias.

-¿Qué planes tiene? ¿Le gustaría salir cedido?

-En estos momentos estoy más pendiente de mis exámenes que de cualquier otra cosa y no contemplé ninguna posibilidad. El mes que viene tomaré alguna decisión al respecto.

-Cuando fichó dijo que venía al Breogán con el objetivo de crecer como jugador y como persona. ¿Lo ha conseguido en tan pocos meses?

-Por supuesto. Siento que cada día son mejor jugador y mejor persona y eso es posible gracias a que estoy rodeado de increíbles compañeros, no podía tenerlos mejores: Salva Arco, Sergi Quintela, Christian Díaz, Dago Peña... Pero no solo de ellos aprendo cada día. También lo hago de Epi, de Javi y de Iago, que son magníficos entrenadores, de Tito Díaz... En definitiva, de toda la gente que forma el Breogán. La acogida el primer día fue fantástica, me trataron siempre como si fuera uno más y estoy feliz por poder formar parte de esta familia.

-Parece que no le guarda rencor al club.

-En absoluto. Al Breo solo le puedo estar agradecido por haberme dado la oportunidad con la que sueña cualquier chaval de Lugo que juegue al baloncesto. Mi padre defendió este club hace 30 años y poder continuar con el apellido Sánchez en el baloncesto de la ciudad para mí es un orgullo. Ojalá pueda volver a defender esta camiseta algún día y llevar al Breo a lo más alto.

-Esto no es un adiós, ¿o sí?

-Espero que no. Si tengo la posibilidad de volver al Breo el año que viene, o dentro de dos o cuando sea, lo haría sin ningún tipo de duda. Mi intención es regresar algún día y triunfar en el Pazo.

-¿Qué futuro le augura al equipo?

-Estoy seguro de que hará una gran segunda vuelta. La imagen que dimos en el último partido ante el Almansa no se parece en nada a lo que realmente es este equipo. Estuvimos bastante desacertados y un poco fuera del partido, pero estas cosas pueden ocurrir en una liga tan competida. Queda mucho todavía, la segunda vuelta es muy larga y estoy convencido de que el equipo va a ir a más y acabará la liga regular muy arriba.

-¿Qué rivales le parecen los más fuertes?

-Tampoco sigo mucho a los demás equipos, mi única preocupación es el Breogán, si bien los resultados dicen que el Valladolid y el Delteco son los mejores en estos momentos. Pero vuelvo a decir que en esta liga son frecuentes las sorpresas y puede pasar de todo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Mateo Sánchez: «Al Breo no le guardo rencor, solo le puedo estar agradecido»