Eastwood se acerca a Ford

Crítica de cine: «Richard Jewell»


La Voz

2019 • EEUU • Clint Eastwood • Paul Walter Hauser, Sam Rockwell, Kathy Bates y Jon Hamm • 

Clint Eastwood ya es un clásico en vida. Su trayectoria ha llegado a un punto en el que produce una película por año basándose en pequeños héroes americanos capaces de anteponer sus egos al interés general. Eastwood siempre se ha apartado del poder y, especialmente, del abuso de este sobre los ciudadanos, convirtiéndose en su vejez en digno heredero de John Ford, tanto en su discurso (tan reaccionario como honesto) como en su forma de narrar la vida de esos pequeños héroes. Ford, después de grandes obras maestras, quiso cerrar su carrera precisamente con historias mínimas, donde los hombres y las mujeres comunes eran el centro del discurso y de la historia en general. Y al igual que Ford, Eastwood ajusta cuentas a nivel ideológico. Así, este Richard Jewell no se entiende sin sus anteriores Sully, 15.17: Tren a París ni El francotirador. Las cuatro están cortadas por el mismo patrón y los resultados son similares: tan bien hechas como fallidas.

Pero esta coherencia y honestidad, además de su capacidad para narrar de una manera clásica y precisa, no llega para que sus últimas películas lleguen a convencer. El tufillo machista que desprende a ratos Richard Jewell y algunos errores de guion (como el viraje del personaje de la periodista, que arranca y se desarrolla con veracidad y termina de manera ridícula) solo se superan por el enorme gusto que supone ver una película bien contada y bien acabada. No es poco para un genio que va camino de los 90. Y es que ya saben el dicho, de que una correcta película de Eastwood o de Ford serían la cumbre para muchos directores. Cines Yelmo y Cristal

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Eastwood se acerca a Ford