En el 2018 nacieron 1.959 niños en la provincia y 54 de las madres que dieron a luz tenían entre 15 y 19 años

María Guntín
María Guntín LUGO / LA VOZ

LUGO

ALBERTO LÓPEZ

Lugo es la segunda provincia con menos población y la segunda con una densidad más baja

09 ene 2020 . Actualizado a las 22:54 h.

En la provincia de Lugo nacieron 1.959 bebés en el año 2018. Llegaron al mundo 958 niños y 1.001 niñas, según los últimos datos actualizados del Instituto Galego de Estatística. Del 2019, tan solo se conoce que en el primer trimestre nacieron 412 pequeños. Por concellos, destacan los alumbramientos en zonas rurales: 35 nacimientos en Os Ancares, 55 en la zona de Chantada. Ya en los centros urbanos, nacieron 737 bebés en la ciudad de Lugo y 411 en A Mariña. En la comarca da Terra Chá llegaron al mundo 216 niños y, en Lemos, 176. Que la natalidad cae no es ningún secreto y sí es un fenómeno frecuente desde hace años al que se le puede sumar la despoblación de las zonas rurales.

Lugo tiene la segunda peor cifra de las cuatro provincias gallegas en lo que a natalidad se refiere, tan solo superada por Ourense, en donde solo nacieron 1.488 niños en el 2018. Muy por encima está A Coruña, con más del triple de alumbramientos que en Lugo (7.135) y el segundo puesto de la listas es para Pontevedra (5.981).

El análisis si se tiene en cuenta la edad de la madre deja entender que en la provincia dieron a luz 54 mujeres de entre 15 y 19 años; 136 de entre 20 y 24; 315 de entre 25 y 29 y 620 de entre 30 y 34. La cifra más alta de nacimientos la protagonizan las mujeres de entre 35 y 39 años (627). A partir de los 40, tuvieron hijos 207 mujeres y tan solo una que superaba los 50 años.

En agosto nacen más niños

Agosto fue el mes del año 2018 en el que se registraron más nacimientos: un total de 179. Está seguido de cerca por junio y julio, con 174 y 175 respectivamente. En los niños, los nombres más elegidos fueron Mateo, Martín, Lucas y Hugo, que ganan por goleada a los demás. En el caso de las niñas: Sofía, Noa, Daniela y Martina se imponen como favoritos. Nombres gallegos como Antía y Uxía bajan hasta los puestos 14 y 15 del ránking.

Frente a los casi 2.000 nacimientos están las 5.085 defunciones en la provincia: 2.562 hombres y 2.523 mujeres perdieron la vida en el año 2018. El crecimiento vegetativo (diferencia entre nacimientos y defunciones de la provincia) es negativo, de 3.126. Sin embargo, de todos los resultados gallegos este es el menos malo, por decirlo de algún modo: el de A Coruña es de -15.839; el de Pontevedra, de -3.507 y el de Ourense, de -3.251.

La esperanza de vida

La esperanza de vida de los lucenses se estancó en el 2013 y es para los hombres de 80 años, mientras que para las mujeres es de 86. Desde el 2008, la esperanza subió en dos años para los hombres y en uno para las mujeres y para llegar a cifras más dispares hay que viajar hasta los años 70. En 1975, las mujeres vivían de media 75 años y los hombres, 69.

De Galicia, Lugo es la segunda provincia con menos población y la que tiene la densidad más baja, después de Ourense. La edad media en la provincia es de 49 años. La gente de edad más avanzada se concentra en Navia de Suarna, con una media de 60 años de edad; Abadín y A Fonsagrada, con 57 y antas de Ulla y Baleira, con 56. Los jóvenes se concentran en las zonas urbanas como Lugo, Monforte de Lemos e incluso Sarria y Viveiro.

2009, el año de los nacimientos

En la provincia, en el año 2018 nacieron 200 niños menos que hace diez años. Los datos del Instituto Galega de Estatística cuentan que, desde que existen registros oficiales en 1996, el año en el que se produjeron más alumbramientos fue en 2009, con 2.252 niños nuevos. Desde entonces, las cifras empezaron a descender tímidamente y fue en el 2018 cuando la cifra bajó de los 2.000 anuales, algo que no ocurría desde el año 2002. De todas las personas que tuvieron hijos en el 2018, el 57% daba a luz al primero. El 36%, l segundo y solo el 5% de las familias se convirtió en numerosa con un tercer niño ese año.