La situación de los autónomos lucenses: «En seis años, cogí nueve días de vacaciones y me fui con cargo de conciencia»

Lugo es la provincia gallega en la que más autónomos se dan de baja

Lugo es la provincia gallega que más autónomos ha perdido este año, según el último informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). En los últimos diez años, Galicia ha perdido casi 17.000, pasando de los 226.300 a los 209.000 autónomos. Es la segunda comunidad con mayor pérdida, tan solo superada por Castilla y León. Y Lugo es la provincia con la peor cifra, y es que ha perdido en los últimos diez años 5.808 trabajadores autónomos.

«Las cifras evidencian que las comunidades que más sufren la despoblación son las que más autónomos pierden», explica el presidente de ATA, Rafael Granados a Europa Press. Lugo perdió más del doble de autónomos que Pontevedra, que perdió 2.415; Ourense, 3.700 y A Coruña, 4.861.

Testimonios reales

«No me extraña», explica Pili López, que está al frente de la multitienda situada en la esquina de la Ronda das Mercedes y Alcalde Xosé Novo Freire. Pili empezó hace casi seis años porque tenía ganas de trabajar, pero no encontraba ningún puesto. A lo largo de todo este tiempo, explica que el balance es positivo y que está contenta, especialmente con la gente. Sin embargo, la realidad es que Pili trabaja 80 horas a la semana. «Beneficios, si tengo en cuenta las horas que hago, no los tengo, porque es mucho tiempo a la semana», explica.

Para los autónomos, los gastos mensuales son considerables y es que la cuota cada mes es de 283 años. «Es mucho dinero porque además, tenemos que pagar un seguro que, en mi caso, son 155 euros cada tres meses», cuenta Pili. Ella está sola al frente del negocio, «¿y si me pongo enferma?» se pregunta. Y es que los autónomos comparten un mismo miedo: el de ponerse enfermos.

«Al final, sientes que tiene más derecho el empleado que el empresario. Esto es muy sacrificado, no tenemos pagas extra y tampoco vacaciones porque para eso tienes que cerrar. Y yo empecé a cerrar el año pasado. En cinco años, nunca había echado el cierre. Y lo fastidiado es que me marché nueve días con cargo de conciencia», cuenta Pili, que está al frente de una tienda en la que ofrece alimentación, droguería, tabaco, golosinas, helados, bebidas y dulces, además de pan.

«Lo mejor de esta tienda es que si estoy en ella no estoy en casa encerrada. Me mantiene ocupada», explica esta empresaria que, además, tiene que pagar a una gestoría para tener todos los papeles en regla.

Las cifras del último Estudio Nacional del Autónomo explican que más del 66% de los trabajadores por cuenta propia no alcanzan el salario mínimo, por lo que muchas veces deciden darse de baja. Además, tres de cada cuatro trabajadores por cuenta propia cotizan a la Seguridad Social por la base mínima, que es de 944,35 euros.

La mayor parte de los trabajadores por cuenta propia que se dan de baja no cobran el paro

La mayor parte de los autónomos se sienten desprotegidos y lo peor del informe publicado por ATA es que muchos de los autónomos que se han dado de baja no tienen derecho a cobrar la prestación por desempleo. Además, en muchos casos, al cesar su actividad acumulan deudas con Hacienda o la Seguridad Social, lo que impide que puedan iniciarse en otra actividad.

Muchos de los autónomos, tal y como explica Pili López, se registran para buscar un empleo que no encuentran en la vida real y es que el 66% de los que se apuntan a este régimen lo hacen por necesidad, según un informe de la consultora Adecco.

Votación
7 votos
Comentarios

La situación de los autónomos lucenses: «En seis años, cogí nueve días de vacaciones y me fui con cargo de conciencia»