Los lucenses son los gallegos que más dinero gastan en lotería de Navidad

«El poder dar premios ya es de por sí algo agradable, pero si encima la persona a la que le toca necesita el dinero, resulta muy impactante», explica emocionado un lotero de Vilalba

A la provincia de Lugo le gusta invertir en lotería. Así lo dicen los datos oficiales que adelantan las cifras del sorteo de Navidad. En total, en las administraciones de toda la provincia se venden algo más de 28 millones de euros en décimos de lotería, tres más que el año pasado y es que en 2018 se vendieron 127.000 décimos. Cada persona empadronada en la provincia -en total son 331.327- gasta de media 85 euros, la cifra más alta de toda Galicia y una de las más elevadas de España, por debajo solo de otras ciudades de paso en las que la venta de lotería a viajeros es frecuente. Un lucense se gasta 35 euros más que un ourensano, según las estimaciones, 20 más que alguien de Pontevedra y diez más que los coruñeses.

En Lugo, el gasto en décimos de lotería subió en un 14% si se compara con el del año pasado. Esta es la cifra más alta de España, explicada en parte por los premios que recayeron en la provincia durante los últimos años. El Gordo cayó en Vilalba en el año 2017, provocando un aluvión de ventas en los últimos años.

El primer premio del sorteo extraordinario de Navidad tocó en Lugo ciudad en 1974, 1976, 1988, 2014 y 2018. En Meira tocó en el año 2012, en Monforte, en 2018, al igual que en Valadouro. Vilalba repitió el año pasado y el anterior como repartidor de El Gordo de Navidad.

Las ventas

En las administraciones, las ventas se sitúan en la media de los últimos años, según explican algunos loteros. 

Eva Cancela y Pilar Rodríguez, de la librería y administración de loterías Campus de Lugo explican que lo habitual es que sean los clientes diarios los que compren lotería de Navidad. De vez en cuando llama alguien para preguntar específicamente por una numeración, pero no es lo más habitual. «Que tocase en Lugo en los últimos años anima mucho la venta y yo creo que puede volver a tocar perfectamente. También son muchos los aficionados que piden el número que coincida con la fecha de nacimiento de los niños. A día 1 de enero, las ventas son las de siempre. «El año pasado, antes del puente no quedaba nada. Y este año está a punto de ocurrir lo mismo», explican desde Campus. En esta administración se vendió un quinto premio en el año 2016 y el primero del sorteo del jueves ese mismo año. «Mucho de los carteles que ves aquí y que indican los premio son de gente que se enteró de que le había tocado al venir aquí», cuentan. El 13 sigue siendo la terminación favorita de muchos y la más demandada en la administración. Como curiosidad, estas mujeres explican que hay gente que mira la numeración del billete con el que van a pagar el décimo antes de elegirlo, para así decidir la terminación.

Equipos aficcionados a la lotería

El Rácing Vilalbés juega el mismo número todo el año. Su presidente, Paco Ruiz, cuenta que son cien los abonados y que juegan el mismo número desde hace muchos años. Todas las semanas juegan a la lotería del sábado y, en Navidad, repiten cifra para el sorteo de El Niño y el de Navidad. 

Vilalba, un foco de suerte

Daniel Formoso repartió suerte en su administración Álcazar, de Vilalba, en el sorteo navideño de hace dos años y en 2018 las ventas subieron notablemente como consecuencia del premio. «Este año no va como el pasado porque el efecto premia aumenta, pero luego baja», explica Daniel, que también cuenta que llama mucha gente pidiendo determinados números. La terminación en 13 continúa siendo la favorita y, ahora mismo, ya está agotada. Los clientes también piden la terminación que se corresponde con la fecha de nacimiento de sus hijas e hijos e incluso la que se corresponde con la data de algún acontecimiento histórico. «El nivel de ventas de este año va bien, de aquí han salido 14 grandes premios en los últimos 20 años», cuenta Daniel.

De la administración Alcázar salen décimos por mensajería hacia Cataluña, el País Vasco o Andalucía, aunque la mayor parte de los décimos, admite Daniel, van a parar a las manos de clientes habituales de Vilalba. «Estos últimos años aumentó mucho el envío de lotería», explica el lotero.

«Hemos visto a gente llorando porque estaba en una situación económica delicada y le acababa de tocar la lotería de navidad. El poder dar premios ya es de por sí algo agradable, pero si encima la persona a la que le toca necesita el dinero, resulta muy impactante», cuenta Daniel emocionado.
Votación
0 votos
Comentarios

Los lucenses son los gallegos que más dinero gastan en lotería de Navidad