La tercera parte de los presupuestos de la Diputación del 2020 se dedican a gasto social

Hay nueve millones para mantenimiento y apertura de residencias de mayores


LUGO / LA VOZ

La atención social ocupa gran parte de los presupuestos de la Diputación para el año próximo. El organismo provincial manejará el año próximo 91,7 millones de euros, de los que la tercera parte se destinan a medidas de carácter social, aunque con distinto contenido entre unas y otras. La previsión del gobierno que el PSOE y el BNG comparten en el Pazo de San Marcos es la de aprobar los presupuestos en un pleno fijado para el jueves de la semana próxima: solo así se logrará que entren en vigor a comienzos de año y que sean «verdadeiramente eficaces», dijo este miércoles el presidente de la Diputación, José Tomé.

En las partidas dedicas a asuntos sociales hay asuntos diversos. Una de las principales cantidades de esa área es la reservada al mantenimiento de residencias de la tercera edad y a la apertura de otras. A las primeras pertenecen las de Pol, de Trabada y de Ribadeo; a las segundas, las de A Fonsagrada, Castroverde y Pedrafita, aunque no se descarta que entren en servicio las de Meira y de Ribas de Sil.

Dentro de la atención a personas, también el servicio de teleasistencia es importante, no tanto por la cuantía asignada (375.000 euros) como por el aumento de plazas de usuarios, que se acercan a las 2.000. El servicio de ayuda en el hogar supone una partida de 1,3 millones de euros, aunque se trata de fondos que la Diputación transfiere a los concellos dentro del Plan Único. Una combinación de política social y de actividad económica se da en las líneas de ayuda para contratación de parados, planes de formación o medidas de apoyo a emprendedores: a ese fin se reservan cinco millones, que se usarán de manera directa o en cooperación con los ayuntamientos.

Los presupuestos del 2020 tienen una cuantía total algo mayor que los de este año —crecen 3,2 millones—, que se debe al aumento de la participación en los tributos del Estado. Por otro lado, no se incluyen fondos para la sociedad urbanística de la Diputación (Suplusa), que ya está en fase de liquidación y que, por otro lado, aún cuenta con recursos.

La historia de ese ente ha estado envuelta en numerosas polémicas en tiempos recientes. Últimamente la presidía Manuel Martínez, alcalde de Becerreá que abandonó el PSOE y que protagonizó, al frente de ese organismo, sonoros enfrentamientos con sus antiguos compañeros. Por otro lado, ya en la etapa de José Ramón Gómez Besteiro al frente del organismo provincial se acordó que Suplusa, ideada para gestionar la creación de suelo industrial, pasara a ocuparse de la construcción de geriátricos. Actualmente hay residencias ya funcionando y otras próximas a la apertura, si bien Tomé recordó la intención de abordar con la Xunta la situación de los servicios sociales, como ya expresó anteriormente.

En cuanto al turismo, la Diputación seguirá impulsando la candidatura de la Ribeira Sacra a ser declarada patrimonio de la humanidad y buscando el mayor protagonismo posible para la provincia dentro del Xacobeo 2021.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tercera parte de los presupuestos de la Diputación del 2020 se dedican a gasto social