Mejorar los accesos de la A-8, misión casi imposible en Vilalba

Las conexiones de la autovía del Cantábrico presentan deficiencias para las que desde hace años se piden soluciones


VILALBA / LA VOZ

La construcción de la autovía del Cantábrico fue un avance para el norte de la península en general en el que la capital chairega no se quedó al margen. La confluencia con la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64) hizo de la localidad un nudo de comunicaciones a la altura del siglo XXI, aunque esa nueva dimensión llegó acompañada de unas deficiencias que se arrastran desde hace años.

Exceptuando el enlace de Martiñán, situado a unos diez kilómetros del casco urbano, otros tres de la A-8 en el municipio -situados, respectivamente, en Goiriz, Grandisca y San Xoán de Alba- han sido noticia en algún momento por la aparición de deficiencias cuya reparación sigue pendiente. No han faltado pronunciamientos ni iniciativas en el Congreso de los Diputados, pero los resultados de esas acciones aún no se han concretado.

Avanzando por la transcantábrica hacia Baamonde, el primero de los accesos con problemas es el de Goiriz, que desemboca en la N-634. Acaba cerca de casas y de un cambio de rasante, con lo que la necesidad de realizar la incorporación y la salida con precaución está más que justificada. Hace años, el Concello sostenía la conveniencia de desplazar ese acceso varios centenares de metros, acercándolo un poco a Martiñán, pero la postura no pasó de la fase inicial.

El acceso de Grandisca, confluencia de la A-8 y de la AG-64, funciona como acceso al centro urbano y al polígono de Sete Pontes, dado que la construcción de un enlace directo con el parque empresarial -un objetivo de la patronal en años pasados, que incluso fue apoyada en pleno por la corporación- sigue pendiente. En el pasado mandato Miguel Anxo Fernán Vello, diputado de En Marea por Lugo, se interesó por la posibilidad de instalar iluminación en la rotonda, cuestión que sigue pendiente.

También la situación del acceso de San Xoán de Alba entró en la agenda de los partidos. Vilalba Aberta planteó el año pasado que se construyese una rotonda, ya que el enlace acaba en la N-634 cerca de un cambio de rasante. La corporación municipal apoyó semanas después una propuesta con ese contenido, aunque los resultados no han llegado todavía.

La corporación vilalbesa pide mejoras en el acceso de la A-8 en Alba

Xosé María Palacios

Vilalba Aberta reclama mejor señalización en el enlace

La corporación de Vilalba aprobó en el pleno del lunes por la noche una moción por la que acuerda solicitar al Ministerio de Fomento que acometa mejoras en el acceso a la autovía del Cantábrico (A-8) situado en la parroquia de San Xoán de Alba. La propuesta, planteada por Vilalba Aberta, se basa en las malas condiciones del actual enlace, situado cerca de un cambio de rasante y dotado de poca visibilidad. La iniciativa incluye también la mejora de la señalización, dado que la que ahora está colocada, según Vilalba Aberta, causa confusión entre los conductores.

Seguir leyendo

Entre el acceso de Grandisca y el de Alba está el de O Escairo, por el que se accede al casco urbano por A Magdalena y en el que está prohibido el paso de vehículos pesados, puesto que acaba en la zona vieja, en calles estrechas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mejorar los accesos de la A-8, misión casi imposible en Vilalba