La Diputación de Lugo presenta un proyecto para lograr que la gente joven siga viviendo en zonas rurales

Lanza una iniciativa de formación con prácticas pagadas en empresas y dará ayudas a quienes pongan en marcha negocios


LUGO / LA VOZ

«Prende! Bota raíces no rural!» es el nombre del proyecto con el que la Diputación Provincial pretende lograr que la gente joven siga viviendo en zonas rurales. Los menores de 30 años recibirán formación durante cuatro semanas y luego tendrán un período de prácticas, que durará ocho. En ambos casos, aunque con cantidades distintas, recibirán una cantidad de dinero: se les darán 14 euros diarios en el período de formación, en tanto que cobrarán al menos 900 euros mensuales durante el tiempo de las prácticas.

No será la única forma con la que la Diputación lucense buscará asentar población de menos edad. Los que pongan en marcha su propio negocio recibirán 5.510 euros como apoyo para los primeros pasos. El presupuesto de este plan, cuyas líneas maestras se presentaron ayer, es de 300.000 euros, de los que una gran mayoría, el 92 %, procede del Fondo Social Europeo.

El desarrollo del programa se dividirá en dos partes, una teórica y otra de prácticas. En la primera se dará formación a 60 personas, que tendrán aprendizaje en cuatro sectores distintos. Las actividades de formación tendrán lugar en zonas en las que cada sector tiene una importante presencia o la está consiguiendo en los últimos tiempos.

Así, en A Mariña se impartirá formación en energías renovables; la Ribeira Sacra será el escenario de las de hostelería y turismo; A Montaña acogerá el curso relacionado con el sector forestal y la zona centro tendrá acciones formartivas vinculadas con la agricultura y con la ganadería. Por otro lado, también habrá cursos de formación para quienes pretendan poner en marcha sus propios negocios,

Una vez acabada la primera etapa de la formación, la teórica, la segunda, correspondiente al período de prácticas, también tendrá repercusiones en cuanto a a ingresos en las empresas participantes, ya que cada firma recibirá 4.410 euros por cada persona contratada para adquirir experiencia laboral.

Las personas que pueden apuntarse a esta iniciativa deben tener menos de 30 años, estar en paro e inscritos en el Sistema de Garantía Xuvenil y no cursar estudios. Todas ellas deberán estar empadronadas en municipios de menos de 5.000 habitantes o en concellos de hasta 10.000 con descenso demográfico en la última década. «Axudaremos así a combater o despoboamento precisamente naqueles concellos que máis o están a sufrir», dijo este jueves, en la presentación de la iniciativa, el presidente del organismo provincial, José Tomé.

El comienzo de las actividades está previsto para comienzos del año próximo. A finales de este mes, explicó Tomé, quedarán aprobadas las bases que regularán la inscripción en este plan. El presidente de la Diputación destacó también, en el acto de presentación, que las personas que acudiesen a los cursos dispondrían de más posibilidades de futuro, como emprendedores con negocios propios o como empleados, en sus lugares de residencia.

Medidas posibles en 55 concellos

 La iniciativa podrá aplicarse en 55 de los 67 municipios de la provincia. Los que participen deberán vivir en concellos de menos de 5.000 habitantes o con menos de 10.000 que hayan perdido población en la última década.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Diputación de Lugo presenta un proyecto para lograr que la gente joven siga viviendo en zonas rurales