La Guardia Civil de Baamonde rescata a una familia de Guitiriz atrapada en su coche por el agua

Un tramo de una carretera de Begonte se inundó por las trombas de agua caídas estos días


LUGO / LA VOZ

Con una niña de diez años en brazos, auxiliando a las otras dos ocupantes del turismo, retirando el vehículo de la zona inundada y con el uniforme empapado de agua hasta el pecho. Así acabaron ayer dos agentes de la Guardia Civil de Baamonde luego de que una familia de Guitiriz se quedara atrapada en un tramo de una carretera de Begonte que estaba inundado por las trombas de agua caídas estos días.

La conductora consideró que el vehículo pasaría perfectamente sobre agua y decidió adentrarse en la carretera anegada, pero cuando le empezó a entrar agua en el vehículo y vio que no lograba avanzar ni retroceder, percibió el peligro.

Bomberos de Vilalba y Guardia Civil fueron alertados pasadas las tres de la tarde de que tres integrantes de una misma familia, entre las que se encontraba una menor, estaban atrapadas en el agua y en el interior de su coche.

Cuando los agentes se personaron en el lugar (no tardaron ni cinco minutos en llegar) se metieron en el agua dados los gritos de socorro de la niña y la angustia de las otras mujeres.

Se trataba de una familia guitiricense que viajaba a Lugo para asistir a una cita médica. En el interior del vehículo viajaban madre, hija y nieta de once años, que cuando vieron a los guardias y que estos se metían en el agua para salvarlas, se calmaron y respiraron tranquilas.

La carretera es de titularidad municipal. No tiene denominación y enumeración.

Jueves de alertas en Galicia: más de 700 incidencias hasta las seis de la tarde

La Voz

Las olas llegaron a picos de 14 metros de altura en el puerto exterior coruñés, el viento alcanzó rachas de 124 km/h y la nieve llegó a las carreteras de la montaña de Lugo y Ourense. Hubo vuelos desviados en Alvedro y Peinador, y un reguero de árboles, letreros y cables caídos por toda la comunidad

Galicia vivió una difícil jornada desde primera hora. Hasta las ocho de la mañana cayeron al menos cincuenta rayos en la comunidad y el inicio del día ya era un presagio de lo que vendría después: viento, agua y nieve, variando de intensidad y orden según la zona y la hora. La única nota positiva es que no hubo víctimas mortales, aunque sí heridos en diferente grado. Parece que lo peor de la borrasca ha pasado y este viernes, aunque seguirá afectando a Galicia, tenderá a debilitarse a lo largo del día.

Este es un repaso de las incidencias más destacadas de esta jornada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La Guardia Civil de Baamonde rescata a una familia de Guitiriz atrapada en su coche por el agua