La bajada del PSOE en Lugo no le llega al PP para conseguir el tercer diputado

Los populares volvieron a lamentar que los votos de Vox y de Ciudadanos no le permitieron sumar

José Manuel Barreiro y Elena Candia (izquierda) y Patricia Otero y Ana Prieto (derecha), minutos después de conocer los resultados
José Manuel Barreiro y Elena Candia (izquierda) y Patricia Otero y Ana Prieto (derecha), minutos después de conocer los resultados

lugo / la voz

El panorama político en la provincia ha cambiado en seis meses. Si en la noche del 28 de abril el PSOE de Lugo celebraba unos resultados históricos, a solo 750 votos del «sorpasso» al PP, esta vez ocurrió todo lo contrario, y las cara largas de los populares fueron de cierta alegría por el refuerzo de su peso político en la provincia, a meses de las autonómicas, mientras que en el PSOE las caras eran serias e incluso las valoraciones oficiales de su secretaria provincial, Patricia Otero, fueron solo de agradecimiento a electores y militantes.

En el PP había más satisfacción, con el remonte en concellos importantes y por el recorte de diferencia con el PSOE en la capital lucense, ya que en abril los socialistas sacaron nueve puntos de distancia al PP y ayer los populares se quedaron a 21 votos, demostrando que su victoria amarga de las municipales de mayo tiene solidez en la ciudad. Aun así, como ya se apeló durante la campaña, los populares lamentaron que los votos de Ciudadanos y de Vox «non serviron para sumar e podíamos ter o terceiro deputado». Ese tercer congresista, que durante años disfrutó el PP, si finalmente se repartía sería para Unidas Podemos, pero aun así necesitaría casi 12.000 votos para conseguirlo. En el PSOE suspiraron con los resultados, ya que consideraban que si el PP le sacaba más de 12.000 votos de diferencia podrían perder el segundo diputado. Y al final la distancia rondó los 11.000 votos, por los 750 de abril.

 Los socialistas pierden fuelle en los concellos más poblados

El PSOE perdió esta vez votos y porcentaje de electores en numerosos concellos donde hace seis meses alcanzaron la victoria. Donde hace medio año hubo empate técnico con el PP, la distancia aumentó, y buena culpa de ello fueron los resultados en los municipios más poblados, que claramente se decantaron por Pedro Sánchez hace seis meses y en estas elecciones no.

Significativos fueron los resultados en los concellos más poblados. Los socialistas aguantaron como fuerza más votada en Lugo, Monforte, Viveiro y Foz, como ya ocurrió en las anteriores, pero con un diferencial menor con respecto al PP. En cambio perdieron esa simbólica mayoría de votos en municipios como Burela, Sarria y Ribadeo.

Hace seis meses, los socialistas fueron el partido más votado en 25 de los 67 concellos, algunos de ellos los más poblados, con lo que el peso del voto era destacable, y más pensando en las autonómicas del 2020. Además, con respecto a las elecciones de junio del 2016, los resultados habían sido extraordinarios para el PSOE, ya que hace tres años solo ganaron en Pedrafita y Negueira de Muñiz.

El PSOE bajó de 25 a 16 concellos, dejando de ser el partido más votado en Ribadeo, Burela, Sarria, Cervo, Láncara, Lourenzá, O Valadouro, Rábade y Trabada. Algunos de estos ayuntamientos son simbólicos, desde la propia capital hasta municipios de A Mariña y, especialmente, el de Cervo, donde la crisis de Alcoa ha pasado factura al PSOE.

Los populares, además de ser los más votados en los citados concellos, han asentado su poder en la zona rural, donde siguen teniendo su granero de votos. Es destacable que fueron los primeros en Vilalba, Guitiriz y Mondoñedo y aumentaron la diferencia en municipios de Terra Chá.

Barreiro fue de nuevo el senador más votado

El PP volvió a revalidar su victoria en el Senado, con más diferencia que hace seis meses. Con el 69 % escrutado, José Manuel Barreiro, Rosa Arza y Manuel Lorenzo consiguieron ser los tres más votados. El cuarto senador volvió a ser elegido el socialista César Mogo. Es de destacar que Pilar Prieto, del BNG, fue la séptima candidata más votada, tras los 6 de PP y PSOE.

Así fueron las votaciones del 10N en Lugo

Alberto López / María Guntín

En la Unidad de Salud Mental las urnas estaban colocadas en un local sin baños ni techo

Aunque el ambiente empezó más calmado de lo habitual durante una jornada electoral, la gente fue llegando hasta las urnas conforme avanzaba la mañana, que ha dejado algún suceso más bien particular: en Monforte, una señora entregó su carné de identidad y pensaba que ya había realizado todo lo necesario para ejercer su derecho al voto. En Sarria, una chica acudió al colegio electoral sin sobres y, cuando se lo dijeron, cogió uno de la cabina y lo introdujo vacío en la urna.

El subidón llega conforme se acerca el mediodía y sin duda, la escena más desoladora la deja la Unidad de Salud Mental: en obras, sin calefacción ni baños. Además, tampoco tienen techo y tan solo están instalados unos focos de obra.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La bajada del PSOE en Lugo no le llega al PP para conseguir el tercer diputado