El Concello invitará a los lucenses a visitar el ruinoso San Fernando

El cuartel necesita otra reparación y Méndez pedirá a la Xunta que la cofinancie


lugo / la voz

El viernes de la próxima semana, o el lunes de la siguiente, la oferta de visitas guiadas del concello de Lugo incluirá una muy especial: conocer de primera mano el estado ruinoso del cuartel de San Fernando. Así, de entrada, no resulta especialmente atractivo, pero es que su finalidad va más allá del interés cultural. Lo que pretende el Concello es que la ciudadanía conozca de primera mano el estado en el que se encuentra el inmueble, catalogado como Bien de Interés Cultural, y así enviar un mensaje para reivindicar que la Xunta reforme íntegramente un edificio destinado a acoger el ansiado Museo da Romanización. Este es uno de los proyectos para la ciudad que lleva tiempo guardado en el cajón a pesar de que en el 2012 el DOG llegó a informar de que el proyecto básico para la reforma estaba financiado con 221.000 euros.

Fue la alcaldesa, Lara Méndez, la que compareció para anunciar que la urgencia de la reparación de San Fernando explicando que un informe de técnicos municipales ha destapado un buen puñado de deficiencias que urge subsanar. Se trata, en palabras de la regidora, «de un remendo» a la espera de que la Xunta rehabilite íntegramente un edificio que, por consenso, estaba previsto que se destinarse a museo.

Según los técnicos, en la actualidad en San Fernando hay varios puntos de entrada de agua que están estropeando el pavimento y la estructura de los pisos, cristales rotos por los que acceden las palomas con sus consiguientes excrementos, zonas con riesgo de desprendimiento de los falsos techos y hay puntos en los que el paso es peligroso. «Urxe reparar o acabado da cuberta, tapar o acceso das pombas e unha limpeza total do inmoble», enumeró Méndez. Y para hacer todo esto, el Concello reclamará la ayuda de la Xunta, tal y como hiciera hace un par de años.

En el 2016 las dos administraciones habían colaborado para efectuar unos trabajos imprescindibles para reforzar la estructura, derribar la caballerizas y evitar desprendimientos. En total invirtieron 180.000 euros repartidos a partes iguales. La obra que ahora necesita de nuevo San Fernando todavía no está presupuestada, pero la intención del Concello es reclamarle a la Xunta que copague los trabajos.

Por lo de pronto, el Ayuntamiento ya se ha puesto manos a la obra con tareas de limpieza y desbroces del patio, aunque la intervención importante esperará por la colaboración del gobierno autonómico. Recuerda Méndez que el cuartel de San Fernando está considerado desde el año 2009 como un Bien de Interés Cultural, y que por lo tanto es competencia de la Xunta al tratarse de patrimonio.

Visita guiada por el edificio

Además de anunciar que San Fernando necesita un nuevo arreglo urgente, Méndez explicó que el Concello hará una visita guiada al edificio abierta a todos los que deseen acudir. «Queremos que a cidadanía participe, que envíe unha mensaxe de implicación e concienciación, de aí que vaiamos facer unha xornada de portas abertas para que colectivos e persoas coñezan o estado no que se atopa o cuartel e poidamos reivindicar o seu arranxo cunha soa voz», explicó la regidora, que insistió en que no busca confrontar.

La visita estará limitada a zonas que no tengan peligro y los visitantes llevarán cascos y chalecos e irán distribuidos en grupos pequeños junto con una persona que los guiará. «Haberá un acceso controlado e acordoado», detalló el concejal de Urbanismo, Miguel Couto. El Concello quiere que la ciudadanía tome conciencia de la conservación que necesita el inmueble.

La regidora reclamó al gobierno autonómico el Museo da Romanización

Balseiro dice que es el gobierno local el que mantiene en mal estado el edificio

Cuando Lara Méndez tomó la palabra ayer para reclamar a la Xunta el Museo da Romanización para San Fernando y anunció la jornada de puertas abiertas, insistió en la idea de que no pretende confrontar con la Xunta de Galicia. Sin embargo, el pulso entre las administraciones parece inevitable y a primera hora de la tarde el delegado territorial, José Manuel Balseiro, ya se apresuró a contestarle.

«As xornadas de portas abertas que o Concello de Lugo programou para o antigo cuartel de San Fernando son unha oportunidade para que a veciñanza poda comprobar o mal estado no que o goberno local mantén un edificio, que eles mesmos recoñecen é de titularidade municipal. Polo tanto é a súa responsabilidade directa que estea nesa situación», dijo el responsable provincial.

Hasta ayer en la Xunta no habían recibido ninguna petición formal para colaborar en la ejecución de las nuevas obras de rehabilitación. Pero a pesar de ello, Balseiro ya apostilló que «non debemos esquecer que a Xunta, a pesar de non ser un inmoble da súa titularidade, financiou unha intervención de mellora hai algún tempo (no 2016), na que a Xunta e o Concello investiron cada un deles 90.000 euros».

Un divorcio que viene de largo

El cuartel de San Fernando lleva años esperando a que las administraciones le den una nueva vida. Fue el Concello, con Orozco al frente, el que adquirió el inmueble al Ministerio, y desde entonces el viejo acuartelamiento ha esperado por un futuro mejor, mientras el tiempo sigue haciendo mella en él.

Aunque se valoró aprovecharlo para auditorio, la propuesta de instalar en él el Museo da Romanización unió a las distintas administraciones. Se suponía que la Xunta asumiría la cesión del edificio por parte del Ayuntamiento, pero esto nunca llegó a producirse. La Xunta invirtió hasta 70.000 euros en un concurso de ideas, más tarde se prometieron 10 millones de euros para iniciar los trabajos en el 2011, y en el 2012 el Diario Oficial de Galicia llegó a anunciar el contrato, por 221.000 euros, de la redacción del proyecto básico. Pero nunca llegó a construirse nada. Méndez se lo achaca a Feijoo.

El enésimo desencuentro por el cuartel de San Fernando

lorena garcía calvo

El inmueble lleva desde el 2005 esperando una reforma y que le doten de contenido

El cuartel de San Fernando es un problema enquistado en el corazón de Lugo. Durante más de dos décadas su remodelación, su titularidad y su dotación de contenido han sido un debate recurrente y un arma arrojadiza para unos y otros. Y mientras, la casa sin barrer y el edificio cayéndose a cachos (por épocas, literalmente).

La compra

El Concello adquiere el edificio a Defensa en el 2005

 Fue en septiembre del 2005 cuando el concello presidido por López Orozco asumió la propiedad del cuartel, hasta entonces en manos del Ministerio de Defensa. Su adquisición ya tuvo miga, puesto que las negociaciones habían comenzado en el año 1996 y hasta el 2002 no se había aprobado el convenio para la compra. Luego llegarían otras vicisitudes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello invitará a los lucenses a visitar el ruinoso San Fernando