Méndez ve agravio en los Orzamentos y Balseiro habla de inversión récord

La alcaldesa solicitará una reunión con Núñez Feijoo para exigirle compromiso con Lugo


lugo / la voz

Los Orzamentos 2020 han abierto otra fuente de controversia entre el Concello de Lugo y la Xunta de Galicia. Ayer en la mañana la regidora, Lara Méndez, y el delegado territorial de la administración autonómica, José Manuel Balseiro, celebraron sendas comparecencias de prensa en las que valoraron los presupuestos del gobierno de Feijoo. Méndez habló de que las cuentas reflejan de nuevo la deuda de la Xunta con la ciudad, mientras Balseiro subrayó la inversión récord de la administración gallega en la provincia de Lugo.

Las dos partes no se ponen de acuerdo, y por lo de pronto la alcaldesa ya anunció que pedirá una reunión con Núñez Feijoo (sería la tercera en cuatro años y medio) para «esixirlle un compromiso para que Lugo siga avanzando». Dice Méndez que desde que Feijoo asumió la presidencia, la capital lucense vive un constante «deja vu» en cuanto a promesas presupuestarias que no llegan a ejecutarse. «Son débedas permanentes sen saldar e os cartos que non se executan no noso concello marchan para outra provincia», dijo la regidora.

En su intervención, Méndez hizo un repaso de las partidas presupuestadas. Apuntó que la Ronda Leste lleva diez años paralizada, para asignársele ahora 300.000 euros para redactar el proyecto. De la Residencia, dijo que se va a «revitalizar despois de que durante oito anos todos os xoves os veciños o reivindicaran». Respecto al plan Paradai, recordó que «dende hai cinco anos, en todos os Orzamentos consta unha partida de 450.000 euros pero non se executou».

Habló Méndez también de casco histórico defendiendo que el bipartito había invertido en 4 años 24 millones y que de los 2,4 millones que recogían los Orzamentos en el 2019 se ha pasado a 780.000 euros cuyo destino será el Pazo de Dona Urraca y para la casa-torre. También cargó la regidora contra Feijoo por el Museo da romanización. «Non destinan un só euro para este BIC, que xa tiña un proxecto pagado», e insistió en la idea de que en una década la Xunta destinó 500.000 euros «para metelo nun caixón».

Del saneamiento rural, Méndez lamentó que «a Xunta en cinco anos investiu cero euros. Nós, polo canon da auga pagámoslles 5,5 millóns que terían que reverter en infraestruturas de saneamento e abastecemento que, neste caso, se foron para outros concellos da provincia. Nós non pedimos que reverta todo, pero si unha parte».

La opinión de Balseiro

Frente al agravio que Méndez detecta en los presupuestos, el delegado territorial de la Xunta destaca el «investimento récord» de los Orzamentos en la provincia. Recuerda que se trata de más de 1.401 millones de euros que suponen 4.252 euros de inversión por lucense. Eso implica, resaltó, que los recursos para la provincia crecen un 5 %, dos puntos más que la media autonómica.

Balseiro echó también mano de comparativa entre administraciones. Dijo que la Xunta invierte 16 veces más que la Diputación (1.401 euros frente a 88 euros) y 20 más que el gobierno central (1.401 frente a 17 euros). Recordó además que los lucenses se beneficiarán especialmente de las rebajas fiscales para la compra de viviendas en el rural, de la menor retribución en el impuesto de transmisiones patrimoniales, del programa de impuestos cero en el rural o de la exención del impuesto de sucesiones para herencias de menos de 1 millón de euros.

La alcaldesa dice que retomaron las conversaciones con la Confederación por el Plan Paradai

Entre las deudas que el gobierno autonómico tiene con el Concello de Lugo desde hace años está el Plan Paradai, sostiene la alcaldesa. Lara Méndez apuntó que «dende hai cinco anos, en todos os Orzamentos consta unha partida de 450.000 euros pero non se executou nin un só».

Sobre el tema, la regidora lucense aseveró además que el Concello ha retomado las conversaciones con la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (ahora en manos del PSOE) para buscar avances. Recordó que si no se pudieron dar pasos anteriormente fue por las alegaciones presentadas y que estaban pendientes de resolverse. Además, recordó que hasta hace año y medio la Confederación estaba dirigida por cargos designados por el Partido Popular.

La Xunta instalará cajeros en concellos sin oficina bancaria en la provincia

Entre los compromisos que forman parte de los presupuestos de la Xunta para el próximo año destacan dos de índole práctico. Por un lado, tal y como recordó ayer José Manuel Balseiro, la Xunta tiene previsto instalar de cajeros automáticos en municipios en los que no hay abierta ninguna oficina bancaria. Se trataría de lugares como Negueira de Muñiz, Ribeira de Piquín, Ribas de Sil y O Páramo, cuya población suma 3.119 habitantes.

Otra de las medidas sociales en las que hizo hincapié el delegado de la Xunta es en que a lo largo del 2020 tiene previsto ampliar a toda la provincia la red de hospitalización a domicilio, que ya funciona en varias comarcas, y con notable éxito.

Recordó además Balseiro que la ampliación de la gratuidad de la tarjeta de transporte metropolitano hasta los 21 años hará que se beneficien jóvenes de Lugo, Baleira, Rábade, Guntín, Castroverde, O Corgo y Castro de Rei, mientras que la ampliación de la tarjeta bienvenida para las familias que vivan en municipios de menos de 5.000 habitantes beneficiará a 55 concellos de la provincia.

Los millones de papel y los millones de verdad en las inversiones para Lugo

suso varela

Las administraciones no siempre ejecutan las cuentas que anuncian con tan buenas intenciones un año antes

Cuando un gobierno presenta su anteproyecto de presupuestos se inicia un procedimiento para que los grupos políticos presenten enmiendas y luego se lleve a ratificación. Pero que se aprueben no significa siempre que se ejecuten. Las cuentas previstas por la Xunta para el 2020 en la provincia de Lugo son un buen ejemplo de miles de euros plasmados en un papel pero que luego, por diversas circunstancias, no se llegan a plasmar en la realidad.

Para muchos supone en ocasiones una declaración de intenciones de que hay voluntad, pero en ocasiones la repetición de las mismas cantidades deja en evidencia la falta de concreciones. Y nunca olvidemos un hecho: el dinero que no se ejecuta -además de retrasar obras necesarias y de evitar la creación de empleo con fondos públicos- acaba yendo a otros destinos, y no siempre a la misma provincia. Esto ocurre y ha ocurrido con las cuentas de la Xunta pero también con las del Estado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Méndez ve agravio en los Orzamentos y Balseiro habla de inversión récord