La lucha de una madre que reivindica los derechos de su hijo con parálisis cerebral

El pequeño ha recibido el alta del servicio de fisioterapia del HULA, «al menos mientras no se contrate a otro fisioterapeuta»


Lugo / La Voz

La madre de un niño de cuatro años con parálisis cerebral de Lugo denuncia que el pequeño ha recibido el alta del servicio de fisioterapia infantil del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA). 

El niño está recibiendo infiltraciones de Toxinas Botulínicas en A Coruña y, para que estas hagan el efecto pertinente, el pequeño debe recibir sesiones de fisioterapia intensiva.

El informe del pequeño dice que «dado que se encuentra estabilizado motóricamente y tenemos casos urgentes de niños menores de un año que deben iniciar fisioterapia sin más demora, decidimos en reunión de equipo que no podemos mantener las sesiones de fisioterapia en niños cuya evolución clínica no presenta cambios a pesar del tratamiento, al menos mientras no se contrate a otro fisioterapeuta».

«A fisioterapia é para non empeorar. Non hai dereito a que nos fagan esto. Xa puxen reclamacións e teño claro que vou loitar por unha sesión semanal», explica la madre del pequeño, que tiene tras de si una historia de superación y sacrificio. «Eu tiven que deixar de traballar para coidalo, e teño outra nena máis. Non quero que pensen que por cobrar a Ley de Dependencia nos forramos porque a realidad é que esta non nos chega a nada, e aínda así, menos mal que a teño», cuenta.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lucha de una madre que reivindica los derechos de su hijo con parálisis cerebral