«Era bo veciño», dice el único vecino de Labajjo, aunque «un desastre con sus animales»

Jesús Díaz, único vecino con el que tenía trato el pintor, cuenta que llevaba casi un año sin verlo. Aunque «enredaba» en sus visitas, «non se metía con ninguén». Eso sí, era descuidado con sus animales: «un desastre total»

;
Jesús Díaz, único vecino del pintor de Fondemera: «Cos animais era un desastre total» Aunque «enredaba» cuando iba a visitarle, Díaz habla de un «bo rapaz» que «non se metía con ninguén». Últimamente dejó de lado las relaciones con sus parroquianos. «Vivía á súa maneira» y no cuidaba mucho a sus animales: «os cerdos daban pena»
I.G.

Jesús Díaz es el único vecino con el que tenía trato el pintor Labajjo, y el único que reside en la aldea a tiempo completo. Explica que el artista «era bo veciño, non se metía con ninguén», pero «non se relacionaba moito»; de hecho, llevaba casi un año sin verlo.

Díaz narra con exactitud cómo era su único vecino, porque de las cuatro casas del pequelo lugar de Fondemera, las únicas habitadas eran las suyas. Además una de sus fincas, lindaba con la propiedad del fallecido. «Vivía á súa maneira e houbo un tempo no que sí que se relacionaba moito coa xente da parroquia -Villafiz, en Friol-», señala. De hecho, habla de una comida parroquial en concreto y de una anécdota que recuerda a la perfección. «Era bo e non molestaba nunca, pero como bebía, despois dunha comida, saíndo dela, recordo que marchou co coche contra un balado», afirma este hombre.

Ese pudo ser uno de los motivos que le llevó a dejar de conducir, así como los problemas de movilidad que arrastraba por su avanzada edad, y que también ha relatado a La Voz su taxista de confianza, José Luis Burgos. «Tiña a cadera rota, a rodilla mal... por iso me deu as chaves para que o axudara cando viña a recollelo». Eso refuerza la hipótesis de que le pasase lo que le pasase, no habría podido moverse y dar la voz de alarma para ser auxiliado.

;
El taxista que halló el cuerpo: «Estaba moi descomposto, faltaba carne no cráneo» José Luis Burgos, taxista en Friol, tenía las llaves de la propiedad de Labajjo Grandío porque se las había dado para ayudarle por sus problemas de movilidad. Lo llevaba a por comida con frecuencia, pero hacía semanas que no le cogía el teléfono.

«Como non tiña nada que facer -estaba jubilado y dedicado a sus cuadros-, cando viña por aquí non deixaba traballar e te enredaba moito, non che contan a vida deles nin nada e eu hoxe é a primeira noticia que teño -en referencia a la de su muerte-», se expresa este ganadero con sus vacas de fondo.

Dado que el cuerpo del pintor Labajjo Grandío, acabó en parte comido por sus animales, y preguntado sobre cómo los trataba, Díaz habla de «desastre total». «Nunha época colleu dous cerdos e pediume axuda para coidalos e cando os vin tíñaos alí que daba pena, aquilo era un desastre», comenta a la cámara del reportero de La Voz, Alberto López.

Hallan muerto al pintor Labajjo Grandío en su finca de Friol, comido por animales

tania taboada / i. g.
Labajjo en una presentación artística en el año 2012
Labajjo en una presentación artística en el año 2012

El lucense fue considerado por algunos especialistas como el Picasso gallego

El pintor Alfredo Rodríguez Labajjo Grandío, conocido por algunos especialistas como el Picasso gallego, fue hallado ayer muerto en la finca de su domicilio de Friol sobre las 13.30 horas. La parte más dramática de este suceso fue el estado en el que se encontró el cadáver, dado que fue parcialmente devorado por animales.

Alfredo Rodríguez, de 80 años de edad y conocido en la localidad como Labajjo, se dedicaba al mundo del arte y residía solo en el lugar de Fondemera, en la parroquia de Villafiz, en Friol. Era un hombre con pocas relaciones sociales por lo que hasta ayer no se alertó de su ausencia. Fue un taxista de la localidad el que dio la voz de alarma, dado que hacía unos veinte días que no lo veía. Personada una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil en su domicilio, se encontró con el cadáver del hombre a la intemperie, concretamente en el exterior de su vivienda, y con abundantes daños causados supuestamente por animales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

«Era bo veciño», dice el único vecino de Labajjo, aunque «un desastre con sus animales»