Xunta y BNG hablan de «desbloquear» el auditorio y el PSOE recuerda que nunca ha existido ningún bloqueo

Balseiro y Arroxo se reunieron ayer por primera vez


El nuevo auditorio de Lugo sigue arrastrando polémicas. Ayer fue uno de los temas a tratar en la reunión entre el teniente de alcalde y el subdelegado de la Xunta, y según ambas partes el resultado del encuentro fue el «desbloqueo» de la situación. Una palabra que no encaja con lo sostenido desde el PSOE, ya que fuentes socialistas, remitiéndose al convenio suscrito para entre ambas instituciones para el edificio, defienden que jamás ha existido bloqueo alguno y que el Concello solo pide cumplir lo que establecen los documentos. Hay que tener en cuenta que es el Concello -por lo tanto, la alcaldía- quien que debe recepcionar el edificio, que luego, por el reparto de áreas, será gestionado por el BNG.

José Manuel Balseiro anunció que la Xunta asumirá la contratación de la potencia eléctrica del edificio, es decir, del suministro, ya que en la actualidad todavía continúa con luz de obra. El coste de la instalación es de 15.000 euros y es el paso previo para que se puedan efectuar las pruebas definitivas de funcionamiento de los equipos. Una vez contratado el suministro eléctrico y comprobada la instalación, el Concello podrá constatar que todo funciona y a partir de ahí recepcionar una obra que lleva años esperando.

Para la Xunta, gobernada por el PP, y para la parte nacionalista del gobierno local el anuncio de Balseiro de contratar la luz supone un desbloqueo. Sin embargo, fuentes socialistas inciden en que por parte del Concello no existía bloqueo alguno, sino que se remitían en todo momento a lo estipulado por el convenio.

Expresamente, el convenio recoge que «Coa sinatura do presente convenio, (...) a Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio asume neste intre a obriga de satisfacer todos os gastos pendentes que determinan as partes e que, neste intre ascenden a 79.445,91 euros, relativos á vixilancia exterior da parcela e ós suministros de electricidade, gas, abastecemento de auga potable, en substitución dos actualmente operativos de obra, producidos antes do acto formal de recepción das obras (...)».

Por su parte, el Concello se comprometía a «contratar, dende a recepción do inmoble, na súa condición de titular, os suministros de electricidade, gas e abastecemento de auga potables en substitución dos actualmente operativos de obra, e sufragar, pola súa conta exclusiva, os gastos de explotación (...)».

La carta de la Conselleira

Más allá del propio convenio, señalan fuentes socialistas que fue la conselleira, Ánxeles Vázquez, la que se puso en contacto con la Alcaldía con carta en la que explicaba que el edificio entraba ya en su fase final y en la que solicitaba el nombre de los técnicos que debía formar la Xunta para el uso del equipamiento. El Concello remitió los nombres y más tarde fue Lara Méndez la que trasladó también por carta a la Consellería la disposición del Ayuntamiento para recepcionar el auditorio en cuanto estuviera listo.

Luego, surgió el problema de la luz y la alcaldesa remitió a la Xunta una nueva misiva solicitando que se convocase una reunión entre los técnicos autonómicos y técnicos del concello. Esta comisión todavía está pendiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Xunta y BNG hablan de «desbloquear» el auditorio y el PSOE recuerda que nunca ha existido ningún bloqueo