Pilar García Porto anima al cura de Momán a incentivar «mediante la fe» que los vecinos cedan terrenos y arreglar el vial

La portavoz socialista de la Diputación asegura que el organismo provincial está pendiente de que los residentes transfieran superficies


Lugo / La Voz

La portavoz socialista de la Diputación, Pilar García Porto, asegura que el organismo está pendiente de los vecinos de Momán para que cedan los terrenos que permitan arreglar una carretera provincial. El vial será el protagonista de una misa que se oficiará en la parroquia este domingo, a las doce de la mañana.

La Lu-P-2204 es la carretera de la polémica, «estrecha y peligrosa» según el párroco Luis Rodríguez Patiño.

«Es de agradecer que el cura de Momán se interese por las actuaciones de la Diputación para mejorar la vida de los vecinos, por eso me gustaría dejar claro que el compromiso de la Diputación es absoluto», aseguró García Porto.

La portavoz aseguró que el 7 de marzo se formalizó un contrato para mejorar la carretera entre los puntos kilométricos cuatro y siete. Se destinará medio millón de euros a dicho fin.

«El cura debería incentivar, a través de la fe o como considere, a los vecinos para ese compromiso», subrayó Porto, que también explicó que algunos vecinos ya habían cedido terrenos pero que necesitan que la colaboración sea total.

Una vía que recibe rezos y que necesita obras urgentes

XOSÉ MAría palacios

La calzada de la carretera Momán-As Pontes solo está reparada en el tramo inicial, y el deterioro de la parte lucense contrasta con el buen estado de la coruñesa

«Lo nuestro duró/ lo que duran dos peces de hielo/ en un whisky on the rocks». Si así se describe -pongamos que hablamos de Joaquín Sabina- lo poco que puede durar una relación, la canción vale también para expresar la brevedad de la cómoda circulación por la carretera Momán-As Pontes. Se empieza en la primera localidad, perteneciente al municipio de Xermade, con cierta comodidad, pero el panorama pronto se oscurece sin haber sido nunca totalmente luminoso.

La vía recibió mejoras en su tramo inicial, dentro de la citada parroquia xermadina. Las obras -promovidas en años pasados por la Diputación lucense, titular de la vía- mejoraron el firme, pero no variaron el sinuoso trazado, en el que prácticamente no hay rectas. La conducción exige prudencia, porque solo hay un carril por sentido y las cunetas presentan mal estado en algunos tramos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Pilar García Porto anima al cura de Momán a incentivar «mediante la fe» que los vecinos cedan terrenos y arreglar el vial