El Lugo está en cuadro a falta de pocos días para el inicio de la liga

Los rojiblancos cuentan con 17 jugadores a la espera de la confirmación oficial del regreso de Gerard Valentín


Lugo .

El Lugo comenzará la liga el próximo sábado a partir de las 18.00 horas en el Ángel Carro frente al Extremadura, un encuentro al que es muy posible que el equipo llegue prácticamente en cuadro debido a la falta de incorporaciones para cerrar la plantilla del primer equipo y las bajas más que posibles con las que contará por lesiones.

El equipo cuenta actualmente con 17 jugadores en condiciones con ficha del primer equipo: Alberto Varo y Ander Cantero como porteros, los defensas Campabadal, José Carlos,, Lebedenko, y Canella, los centrocampistas Jaume Grau, Carlos Pita, Seoane, Juan Muñiz, Iriome, Campillo, y Tete Morente, y los delanteros Manu Barreiro, Carlos Castro y Cristian Herrera.

A esta corta lista hay que sumar al defensa Serge Leuko, actualmente recuperándose de una lesión que le apartó durante varios meses de los terrenos de juego y que podría reaparecer en septiembre, y a un futbolista polivalente como Gerard Valentín, quien, a falta de confirmación oficial, llegará al equipo rojiblanco cedido por el Deportivo.

Jugadores del filial

La carencia de efectivos en el conjunto lucense quedó patente a lo largo de la temporada, obligando al entrenador a convocar asiduamente, tanto para jugar partidos amistosos como para participar en entrenamientos y que las sesiones fueran de calidad, a numerosos efectivos del filial de Tercera División. La situación fue especialmente curiosa en el partido de presentación del equipo disputado el pasado viernes ante la Ponferradina en el que en la convocatoria solo había una docena de futbolistas del conjunto de Segunda A debido a las bajas por lesión.

Uno de los principales motivos por los que los responsables de la parcela deportiva de la entidad no han incorporado todavía a los esperados refuerzos es la tardanza de los equipos de Primera División en cerrar sus plantillas, lo que origina que no hagan efectivos los descartes que podrían encontrar acomodos en conjuntos de Segunda División A.

El principal talón de Aquiles de la escuadra rojiblanca en la actualidad es el centro de la defensa. La marcha del central portugués Miguel Vieira, una de las grandes revelaciones de la categoría la pasada temporada, al fútbol turco, unido a la no renovación de otro de los centrales titulares la pasada campaña, Josete, dejó al equipo cojo en el eje de la zaga, por lo que están obligados a incorporar a dos futbolistas para este puesto.

Los problemas en el centro de la defensa hicieron que el centrocampista Carlos Pita jugará todos los partidos de la pretemporada en la posición de central. Esta permuta de puesto es del agrado de su entrenador, Eloy Jiménez, que ya reconoció públicamente que le gusta lo que aporta el coruñés en este puesto.

Las lesiones tampoco están ayudando al equipo a falta de menos de una semana para el inicio de la competición. La presencia de Campabadal, Iriome y Campillo en la primera convocatoria es más que dudosa por diversos problemas físicos, mientras que Tete Morente, aunque no está en plenitud de condiciones, sí podrá ser de la partida a menos que surjan complicaciones de última hora. Con estos condicionantes podría ser que la primera convocatoria del Lugo en su estreno en casa incluyera a un elevado número de jugadores del equipo filial.

Un dato positivo de esta situación es que los jóvenes valores de la cantera rojiblanca dieron un paso al frente en la pretemporada, confirmando que están en condiciones de echar una mano al equipo si fuera necesario.

El rendimiento de los nuevos fichajes: Ander Cantero, Jaume Grau, Borja Domínguez, Canella y Carlos Castro ha sido muy positivo en la pretemporada, pero es más que evidente que el club precisa más refuerzos de un nivel similar a los que ya llegaron para competir en una categoría que una temporada más vuelve a ser muy complicada y competitiva.

Alarma en la afición

La situación de l aplantilla ha generado una cierta alarma entre los aficionados rojiblancos, ilusionados con los primeros fichajes, pero conscientes de que la plantilla tiene ahora mismo serias carencias que es preciso cubrir de inmediato con jugadores de peso específico.

La secretaría técnica del Lugo tiene por tanto una ardua tarea por delante, gran parte de la cual debería de solucionar en los próximos días para completar una plantilla que, parafraseando a su entrenador en una de sus últimas comparecencias ante los medios está «cogida con pinzas».

Eloy Jiménez está preocupado

Eloy Jiménez es un técnico de carácter abierto y alegre, pero en los últimos días no ha sido capaz de disimular su preocupación por la carencia de efectivos en su equipo a pocos días del estreno liguero. El preparador manchego en ningún caso ha criticado al club, pero en sus manifestaciones ha dejado claro que no le resulta agradable no contar con la plantilla cerrada a apenas unos días para el comienzo de la temporada oficial. La idea del técnico era disponer ya en la concentración de Vilalba de la mayoría de efectivos, pero no ha sido así.

Jugadores para competir

El inicio de la competición está a la vuelta de la esquina y el técnico se mostró intranquilo una vez más en sus manifestaciones tras el último partido de pretemporada que su equipo disputó ante la Ponferradina. «Estamos cogidos con pinzas, esperamos que lleguen jugadores para competir ya», indicó Eloy Jiménez, recalcando de nuevo especialmente en que los refuerzos que lleguen. los próximos días tienen que ser jugadores que se incorporen a la dinámica del equipo desde el primer momento y que se encuentren en condiciones de ser alineados el próximo sábado por la tarde en la cita frente al Extremadura. «No podemos traer jugadores para tenerlos en forma en un mes», señaló.

La llegada de Gerard Valentín, un futbolista que conoce el equipo tras haber jugado en el Lugo desde enero hasta final de la campaña la pasada temporada es el ejemplo de lo que solicita Eloy Jiménez.

En los últimos días se ha especulado con la llegada al conjunto rojiblanco de jugadores importantes como Josua Mejía, Fabián Noguera y Mauro dos Santos, todos ellos destinados a ocupar el hueco importante que tiene el club en el centro de la zaga, o el gallego Fran Rico, desvinculado del Granada, para dar lustre y calidad al medio del campo.

Otro futbolista que continúa sonando en la órbita rojiblanca es el central Josete Malagón. El defensa ha contado en la pasada temporada con la confianza de los tres entrenadores que tuvo el Lugo y está actualmente sin equipo, por lo que el Lugo podría recuperarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Lugo está en cuadro a falta de pocos días para el inicio de la liga