«No sé como será el nivel que me voy a encontrar en China»

El policía local lucense competirá el próximo agosto en las olimpiadas para policías de China


José Manuel Abelairas (Chispi) es policía local en Lugo, profesión que combina con una de sus pasiones, el tenis de mesa. El lucense comenzó a jugar a este deporte cuando solo tenía 14 años. Ahora, décadas después, está a punto de participar en las Olimpiadas para Policías y Bomberos de Chengdú, en China.

Allí, unos 80 países y más de 15000 participantes se disputarán a partir del 8 de agosto las diferentes pruebas de esta competición. José Manuel Abelairas, cumplirá un sueño: competir en el país asiático cuya pasión por el tenis de mesa ha influido mudo en él. «Ir a China es la meca de este deporte. Quién quiera practicar tenis de mesa y no haga una pequeña parada allí estaría fuera de lugar», señaló el lucense. En Chengdú tendrá que hacer frente no solo a grandes jugadores sino también al húmedo clima oriental. «Vamos a tener que competir a 30 o 40 grados, con muchísima humedad. Las altas temperaturas son un inconveniente, pero lo peor será la humedad. Sobre todo para los que somos de países más frescos», lamentó.

Será su novena participación en unas Olimpiadas de esta modalidad, Comenzó en el 2003, yendo a Barcelona. Desde entonces ha participado cada dos años en ciudades como Quebec, Adelaida, Vancouver, Nueva York, Belfast o más recientemente en Los Ángeles. Como es habitual, José Manuel tendrá que pagar la totalidad del viaje a la competición. «Yo pertenezco a un club federado. Como es un deporte fuera de la competición, no podemos pedir subvenciones ni ayudas», señaló. Para financiar los gastos, el policía lucense opta por vender polos y camisetas. La cantidad de dinero recaudada no es muy alta, pero el apoyo de la gente es algo que Chispi valora en gran medida. «La gente siempre se porta de maravilla conmigo y esta vez no será una excepción. Son una gran ayuda para que pueda asistir a estas competiciones».

La idea es partir en un largo viaje hacia la ciudad china la primera semana de agosto para regresar una vez acabada la competición, la tercera semana del mismo mes. Una vez allí, Chispi, que ya cuenta con un oro, una plata y un bronce en individual, tendrá la oportunidad de volver a subirse al podio e intentará hacer un buen papel. «El nivel que voy a encontrarme no lo sé, es una incógnita. Puede aparecer gente que nunca había competido y que no conozco, pero as algo que sucede en cada competición de este tipo y en este caso más al jugarse en un país con una gran tradición en tenis de mesa», apuntó.

Por ahora, José Manuel, con la temporada acabada en España, sigue entrenando en Lugo a la espera del viaje. En las venideras Olimpiadas espera disfrutar de una experiencia de vida tan fructífera como en las pasadas. «Lo que más he disfrutado es el nivel personal y de profesionales que hay. Allí puede venir tanto una persona de Sri Lanka, que lleva la misma camiseta para todo el campeonato, como un equipo que trae una para cada día. La experiencia de ver esas cosas te hace saber que cada persona es un mundo. Es muy agradable compartir experiencias con esa gente», destacó Chispi.

Con ya más de 50 años, José Manuel Abelairas no quiere pensar aún en la retirada y se centra en Chengdú. «Siempre hay que ponerse un objetivo alcanzable. A China tenía que ir», dijo. Las próximas Olimpiadas para policías y bomberos se disputarán en los Países Bajos, en Róterdam, una competición que Chispi calificó como «de fin de semana», puesto que no implican el mismo desgaste físico y mental que un viaje a Asia o a América.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No sé como será el nivel que me voy a encontrar en China»