PSOE y BNG esperan cerrar hoy el acuerdo para gobernar la Diputación

Ambos partidos aseguraron que solo faltan algunos flecos para firmar el bipartito

Despedida de la anterior corporación
Despedida de la anterior corporación

lugo / la voz

PSOE y BNG mantuvieron ayer varios contactos e intercambio de documentos para cerrar el acuerdo de gobierno de la Diputación de Lugo que les permita hacer un bipartito de diez diputados socialistas y tres del Bloque, impidiendo el gobierno al PP, que cuenta con doce diputados; uno menos de la mayoría. Socialistas y nacionalistas explicaron que aunque la parte principal del acuerdo está aceptada por ambas partes, faltan pequeños flecos para rubricar el pacto. Y en esos pequeños flecos trabajarán a lo largo de la jornada de hoy para dejarlos cerrados y poder publicar el documento oficial en el que se comprometen a constituir un gobierno de los dos partidos. Tendrá como presidente al socialista y alcalde de Monforte José Tomé, y como vicepresidente a uno de los tres diputados del BNG. El pleno de constitución será mañana a las 12 de la mañana y ambos partidos esperan comunicar a lo largo de la jornada de hoy los principios generales del acuerdo.

Luego, para un posterior pleno de organización se dejará el reparto de las áreas de gobierno de cada partido, aunque ambas formaciones tienen ya claras y negociadas las responsabilidades de cada partido.

Los flecos que les quedan pendientes de negociar durante la jornada de hoy parecen ser, entre otros, los nombramientos de algunas personas para cargos de responsabilidades delicadas, porque no quieren en ellos a personas que vuelvan a poner a la Diputación en trances comprometidos, o que vuelvan a aparecer nuevos casos en los tribunales, como algunos que todavía están sin resolver desde la época de Besteiro.

Sin prisa

En todo caso, desde ambos partidos se aseguró ayer que no hay prisa para cerrar el acuerdo hasta el día de hoy, y que esos pequeños flecos pueden acordarse sin ninguna prisa.

Por parte del PSOE, la comisión negociadora la forma el propio José Tomé, Pilar Porto, de Antas de Ulla; el presidente de la gestora provincial socialista, José Antonio Quiroga, y el ex alcalde de Castro de Rei, Juan José Valiño. Por parte del BNG, los negociadores son Goretti Sanmartín, desplazada desde Santiago, y los tres diputados: Efrén Castro, de Sarria; Maite Ferreiro, de Lugo, y Mónica Freire, de Ribadeo.

Por su parte, la presidenta del PP provincial y diputada, Elena Candia, sigue manteniendo que su partido debería ser el que gobernasen la Diputación por ser el más votado y por tener un proyecto de provincia que PSOE y BNG a su juicio no tienen, porque ni siquiera fueron capaces por ahora de presentar un acuerdo programático de gobierno que le de confianza a los lucenses.

Los cargos de confianza del anterior gobierno de la Diputación ya cesaron el pasado lunes junto con la corporación, por lo que esta semana el organismo provincial está sin un gobierno efectivo y sin cargos de confianza, que ya se están eligiendo para el nuevo.

A Sarria llega hoy el pleno de organización, con el alcalde sin sueldo y en minoría

Para hoy a las 13.00 horas está previsto el pleno de organización en el Concello de Sarria, presidido por un ex socialista, Claudio Garrido, que en esta ocasión se presentó por una asociación de electores bajo el nombre de Camiña Sarria. El alcalde cuenta con seis concejales y el probable apoyo del único concejal de Sempre Galicia, de tal manera que tendría siete votos en una corporación de 17, donde la mayoría se alcanza con nueve. Garrido propuso a todos los partidos disfrutar de un sueldo de 45.000 euros y de otros dos para sus concejales Geni Valcárcel y Félix Seijas de 20.000 cada uno. Ni al PP, que tiene seis ediles, ni al PSOE, con dos; ni al Bloque, con otros dos, les pareció razonable el pago de tales sueldos, que casi duplican los que había anteriormente. Todos anunciaron que no le aprobarán esas partidas en el pleno de hoy, y por tanto, a no ser que se produzca algún caso extraño como que falten tres o más concejales de la oposición, todo indica que Sarria comenzará a funcionar con un alcalde sin sueldo y que tendrá que compaginarlo con su trabajo en Extensión Agraria.

Garrido se propuso ese sueldo porque manifestó que era similar al que cobra ahora. En caso de que no se lo aprueben, podría más adelante proponer otro menor, por ejemplo similar al de su jubilación, en la que entrará dentro de tres meses, como le recordó el PP.

Además de los sueldos, en el pleno de hoy también se fijarán los pagos por asistencia a plenos y comisiones, que cambiarán con respecto al anterior mandato y se dará cuenta de quienes formarán la junta de gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

PSOE y BNG esperan cerrar hoy el acuerdo para gobernar la Diputación