Diego Epifanio: «Todos me hablan genial del Breogán»

El nuevo técnico breoganista cree que hay que añadir a la ilusión y al trabajo, paciencia para culminar el proyecto


Lugo .

Diego Epifanio ya se enfundó el mono de faena y solo piensa en clave breoganista. Está encantado de llegar a Lugo y derrocha ilusión por llevar a cabo un proyecto de dos años para seguir creciendo de la mano él y su nuevo equipo. Nota el cariño de la gente y quiere devolvérselo.

¿Le sorprendió la oferta y que le animó a aceptarla?

Acabé la temporada y Burgos le dijo a mi agente que necesita tiempo para decidir si seguía, pero que no descartaban otras opciones. Breogán me llamó muy rápido y me pareció un buen proyecto dentro de una estructura muy interesante que me permitía seguir creciendo. Siempre fui su primera opción y demostraron que me querían, así que no dudé en aceptar.

?¿Hablaría largo y tendido con Andreu Casadevall?

?Por supuesto, tengo una gran relación con él a nivel humano y profesional después de compartir equipos 9 años. Es una persona que siempre se preocupó por mi. Me habló muy bien del club, él y otros ex del Breo que me dijeron que llegaba a un gran club y a una gran ciudad.

¿Continuará asistiendo a campus en la provincia?

La verdad es que antes venía mucho a Ribadeo, pero al tener hijos es más difícil. Cuando sean mayores volveré.

¿Qué concepto tiene del Breogán?

Muchos ex como Álex López, Manu Gómez o Edu Martínez me explicaron cosas sobre la ciudad. Es un club que pasó por su mejor momento de su historia reciente y que quiere seguir creciendo, aunque ya tiene una gran estructura y muchas cosas buenas.

¿Se están jugando la temporada con los fichajes?

Es cierto que al tener el club la deferencia de esperar por mi para que pudiera opinar sobre la plantilla algún jugador ya cerró, pero el mercado apenas acaba de abrirse y hay jugadores muy interesantes para hacer un buen proyecto.

¿Es bueno ser cabeza de ratón?

La presión es buena por la autoexigencia que supone y también para una afición que nos va a dar cariño, pero que nos exigirá compromiso. Es vital tener los pies en el suelo y gestionar esa presión y pensar que somos un equipo LEB con buen proyecto y aspiraciones.

¿La abundancia de aspirantes es positiva para el Breo?

La LEB vuelve a ser competitiva desde que volvieron los ascensos y los descensos. Antes apenas importaba la competición en sí al no haber demasiado en juego y ser muy difícil subir, pero ahora todos perciben que es posible ascender y por lo tanto el abanico de candidatos es más amplio y el nivel mayor.

¿Un proyecto a dos años le da tranquilidad?

Creo que ese es el camino. El trabajo y la ilusión están muy bien y hay que tenerlos, pero la paciencia es muy importante para impedir que se pase de la euforia a la tristeza en poco tiempo. Tenemos que mantener por encima de todo la idea de que lo importante es seguir creciendo.

¿Cómo es como entrenador?

Lo fácil es que hablen otros, pero sobre todo me apasiona mi trabajo y me considero en una persona en constante evolución preparado para adaptarse a las distintas situaciones que surjan. Quiero ayudar a los jugadores y a mi cuerpo técnico y ayudarles al máximo, aprendiendo también de ellos. Mi objetivo en el juego es que mis jugadores compartan el balón y se sientan importantes en la pista.

¿Cómo afronta su primera experiencia fuera?

Con muchas ganas y ilusión, y agradecido al Breo que me está dando todo tipo de facilidades para adaptarme. Ahora me estoy adaptando y ubicándome conociendo el pabellón como lugar de trabajo y la ciudad. En el club todo es positivo y notó la cercanía de la gente, algo vital ya que considero que la estabilidad emocional es básica para trabajar bien.

¿Busca gente sobre todo implicada?

Tienen que venir jugadores que no les preocupe la competición en la que estamos ni la presión y que se impliquen en el proyecto. No nos valen solo profesionales que vengan a Lugo únicamente pensando en jugar en otro club más y que muestren respeto a un club histórico como el Breo y a su gente.

¿Qué le parece que la gente le reciba con tanta ilusión?

Tengo que reconocer que no tengo redes sociales y por lo tanto no lo estoy notando directamente, aunque me lo están trasladando. Una afición que acude en gran número en la LEB y que completa el cupo de abonados en ACB demuestra su fidelidad y sus ganas de vivir el baloncesto. Vamos a dar al máximo para que pueden sentirse orgullosos.

¿Sus referentes son Andreu, Obradovic, Aíto y Pedro Martínez?

No solo para mí, creo que para cualquiera y no solo por su excelente currículo , también por su manera de hacer las cosas. Son entrenadores que se forjaron a sí mismos y que tienen ideas distintos de equipos, pero que defienden con argumentos su manera de ver las cosas. Ojalá algún día pueda acercarme a su nivel.

¿Viene solo, lo que demuestra que cree en el club?

Hay varios motivos, uno que el equipo que formé en Burgos y en el que tengo una fe ciega decidió el equipo que funcionaba muy bien y por lo tanto determinó que no se rompiera. En el caso del Breo sucede algo similar, los responsables del club confían completamente en gente como Javi o como Fran y yo estoy convencido, sobre todo tras hablar con ellos, que vamos a tener muy buena sintonía y que vamos a ser un equipo perfecto para convencer a los jugadores de lo que pueden lograr.

¿Qué le parece tener a Tito a su lado?

Cuando llegas de nuevo tener a gente que conoce perfectamente el equipo y la ciudad es muy bueno. Tito es una leyenda viva del Breo con el que ya tenía una buena sintonía y ahora damos un paso más. La verdad es que desde que llegué todas las personas del club se están volcando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Diego Epifanio: «Todos me hablan genial del Breogán»