El bipartito avanza y exigirá una remodelación organizativa total

La alianza entre socialistas y nacionalistas sumará efectivos al nuevo gobierno


LUGO / LA VOZ

El bipartito avanza y exigirá cambios organizativos importantes en el funcionamiento del nuevo gobierno. La alianza entre el PSOE y el BNG suma efectivos al equipo que capitaneará cuatro años más en Lugo Lara Méndez, 13 en lugar de ocho. Esa reforma empezó a cocinarse hace unas horas en la sala de comisiones del consistorio, que acogió por la tarde el tercer encuentro entre socialistas y nacionalistas.

«Estivemos estudando un pouco máis a fondo a distribución das áreas e tamén facendo unha valoración dos distintos servizos que corresponden a cada área e analizando o persoal que hai. Non concretamos nada, pero seguiremos traballando», valoraba Maite Ferreiro. Segunda en la candidatura del BNG y miembro del equipo de negociación de Rubén Arroxo, explicaba Ferreiro que «hai que saber antes o que temos para poder chegar ao mellor acordo posible».

Ana Abelleira daba la cara por los socialistas y confirmaba todo ese proceso de reorganización que se ven obligados a llevar a cabo. «Estamos falando de que hai unha distribución totalmente distinta, as áreas veñen determinadas dende o punto de vista legal, que son nove como máximo e na actualidade existían oito e os servizos téñense que repartir dunha forma proporcional tamén a representatividade», argumentaba.

Mañana, después del pleno extraordinario de las 17.00 horas volverán a reunirse para tratar de profundizar y llegar a algún acuerdo concreto. Por ahora, las únicas áreas definidas son Cultura (BNG) y Bienestar (PSOE).

Esta mañana, horas antes del tercer encuentro, Lara Méndez recordaba algo que han venido repitiendo las dos partes de la negociación en los últimos días, que «tanto BNG como partido socialista estamos priorizando a cidade e os acordos programáticos así como as necesidades que ten Lugo por riba de todo e é o mellor horizonte para poder chegar a acordos».

La alcaldesa en funciones también calificaba de «malentendido» el aumento de concejalías previstas que se anunció el pasado lunes tras la segunda reunión con el equipo de Arroxo. Argumentaba la socialista que «non poden ser 13 delegacións de área porque teñen que ser o número máximo de membros da Xunta de Goberno. Outra cousa é que despois tiñamos responsabilidades os 13 concelleiros que formemos o goberno». Sobre los miembros que ocuparán la junta de gobierno, Méndez informaba que el año pasado eran ocho, «pode ser que se manteña esa cifra, o máximo legal sería de nove».

Los equipos de negociación volvieron a repetirse: Miguel Fernández, Ana Abelleira, Álvaro Santos y Óscar de la Parte arroparon a Méndez; Maite Ferreiro y Álex Penas, a Arroxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El bipartito avanza y exigirá una remodelación organizativa total