«Los policías y los lucenses merecen una Comisaría del siglo XXI»

La inspectora Espiño dice que el sindicato que representa ofrece iniciativas novedosas que el resto no contemplaba


lugo / la voz

María Jesús Espiño (Langreo, Asturias, 1964) es la jefa de la unidad provincial de inteligencia de la Policía Nacional de Lugo. Tras recorrer numerosas comisarías de España, donde la mayoría de sus destinos fueron en unidades de Policía Judicial y oficinas de denuncias -destaca su labor en blanqueo de capitales y fraude fiscal (UDYCO-Barcelona) y en la unidad contra las redes de inmigración ilegal y falsedad documental (UCRIF-África y Asia de Las Palmas)-, ascendió a inspectora en 2015 y hace tres años llegó a la capital lucense. Trabajadora empedernida y muy meticulosa en todo lo que hace, al gran volumen de trabajo que desarrolla a diario se une ahora un nuevo acometido: la lucha por intentar hacer posible las necesidades de sus compañeros a través del sindicato ARP (Agrupación Reformista de Policías). La inspectora Espiño es la candidata a las próximas elecciones al Consejo de Policía que se celebrarán el próximo 19 de junio.

-¿Qué la ha llevado a afiliarse en este sindicato?

-Tras 25 años en el Cuerpo, pasé por varios sindicatos buscando respuestas a varios problemas pero sin éxito. Coincidiendo con el movimiento por la equiparación salarial con las policías autonómicas, conocí a ARP y tras estudiar detenidamente sus principios, me afilié. Al poco me propusieron ser la representante del colectivo en la provincia de Lugo y acepté.

-¿Qué pide a unos días de las elecciones?

- Como candidata animo a todos los compañeros a votar el día 19 y les invito a conocer a ARP y su trabajo desarrollado en menos de tres años. Deseo que nos vean como la verdadera opción de cambio en el sindicalismo policial.

-¿Cómo define a la Agrupación Reformista de Policías?

-Es un sindicato de la Policía Nacional que nace en julio de 2016 para dar cabida a los compañeros que no encontraban la organización sindical que representara realmente sus intereses. ARP quiere ser el aire fresco que abra las ventanas de la Policía Nacional y limpie, en la medida de sus posibilidades, todas aquellas conductas reprobables y que alejan nuestro trabajo de la ciudadanía.

-¿Dónde está reflejado el carácter innovador de ARP?

-Queda reflejado desde sus inicios, dado que somos el primer sindicato policial en instaurar un código de honestidad que sus representantes cumplen escrupulosamente, y que además, otras asociaciones y sindicatos de reciente creación han tomado como modelo para incorporarlo en sus estatutos. ARP va marcando el ritmo, al disponer de iniciativas novedosas que el resto no había contemplado. La participación activa de la afiliación en la toma de decisiones constituye otro de los elementos que nos diferencia del resto de organizaciones sindicales. Fuimos los primeros en elaborar un plan de prevención de suicidios por el que se han interesado otras policías y nuestra propuesta actual que es la de que los compañeros en segunda actividad sin destino se beneficien del acuerdo de equiparación salarial.

-¿Qué otras ventajas ofrece el sindicato?

-ARP cuenta con un excelente gabinete jurídico y con un equipo de profesionales que dan solución diariamente a todos los problemas que nos plantean los afiliados.

-¿Cuáles son los principales objetivos de ARP?

-En nuestros estatutos fundacionales contemplamos en primer lugar la defensa de los derechos y libertades de la afiliación ante la administración, los tribunales y demás organismos pertinentes. También la exigencia de los poderes públicos en la elaboración de una legislación que considere el derecho a la huelga concertada, la implantación de un código ético para los integrantes del sector de la seguridad, la unificación de dietas que termine con las diferencias económicas en función a las categorías profesionales o la equiparación salarial con el empleado de la seguridad que más cobre en nuestro país.

-¿Cuentan con un modelo de seguridad pública y civil diferente al actual?

- Sí. Bajo el título «Dieciséis razones para un nuevo modelo de Seguridad Estatal y un nuevo marco de Representación Sindical», de acceso público en nuestra web www.arpol.es, defendemos el modelo que logrará sin duda que la Policía Nacional sea la Policía del siglo XXI..

-¿Cuáles son sus principales demandas?

-La independencia de los miembros de ARP respecto de la Administración y sus responsables nos permite desarrollar una actividad sindical sin las cortapisas habituales que tanto desesperan a los policías que no entienden el silencio cómplice de sus representantes. De ese modo y en apenas tres años de existencia, nuestro sindicato ha denunciado numerosas conductas y situaciones que lesionaban la profesionalidad de los policías y afectaban negativamente a nuestra institución.

-¿Que tipo de denuncias han formulado?

-La concesión irregular de liberaciones sindicales para cursos de formación ante la Fiscalía Anticorrupción, el incumplimiento de la normativa de riesgos laborales en diversas plantillas, la denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Valenciana de movimientos internos de funcionarios sin adecuarse a la normativa (sentencia favorable) y la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción del excomisario Villarejo por presunta revelación de secretos.

«Compañeros de Monforte y Viveiro sufren en mayor medida el déficit de personal»

La candidata en las próximas elecciones al Consejo de Policía, que se celebrarán el próximo día 15 de junio, hace balance sobre las principales deficiencias que vive la Policía Nacional de Lugo, unas carencias que en julio de 2018 trasladaron al delegado del gobierno en Galicia.

-¿Cuáles son las principales carencias que presenta la comisaría de Lugo?

-El edificio que alberga la comisaría provincial cuenta con casi 40 años de edad, tratándose de una instalación obsoleta y donde estamos hacinados. Se construyó para una plantilla de 100 funcionarios y, en la actualidad, prestamos servicio alrededor de 180. La escasez de personal ha sido la tónica durante los últimos años. El catálogo de puestos de trabajo se incumple en su práctica totalidad. El lugar destinado, aledaño a la comisaría, para estacionar los vehículos particulares fue inhabilitado en febrero de 2018 sin que la jefatura ofreciera alternativas al respecto. No se dispone de galería de tiro para realizar los ejercicios obligatorios, debiendo desplazarse los funcionarios a unas instalaciones ubicadas a 15 kilómetros (esta cuestión, además de afectar a una considerable pérdida de tiempo en la prestación de servicios policiales, afecta a los recursos económicos de la comisaría, toda vez que las instalaciones son privadas soportando la Dirección General el costo que supone su alquiler). La comisaría no dispone de gimnasio ni de duchas suficientes para dar servicio a los funcionarios de cada turno de trabajo.

-¿Y las de Monforte o Viveiro?

-La Comisaría Local de Monforte está ubicada en un inmueble que habría sido destinado a viviendas, dándose la circunstancia de que durante décadas la Dirección General de la Policía abona una importante cuantía económica en concepto de alquiler. Aparte de la escasez de personal, los funcionarios de la Comisaría Local de Viveiro padecieron picaduras de pulgas que estaban en vehículos policiales.

Ser independientes de la administración nos hace libres en todas nuestras reivindicaciones

Nuestro sindicato fue el único que denunció ante Anticorrupción al ex comisario Villarejo

Somos el primer sindicato que elaboró un plan antisuicidios y un código ético

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Los policías y los lucenses merecen una Comisaría del siglo XXI»