Enamorarse de una amistad

¿Cómo decirle a esa persona que te entiende como nadie que te ha robado el corazón?


Todavía hay personas que piensan que la amistad entre un hombre y una mujer no puede darse sin que exista atracción sexual. Los amigos son esas personas con las que compartes momentos increíbles, secretos inconfesables y muchas más cosas importantes para ti que, quizás ni sabrán tu propia familia, además ¿porque no iba a surgir además de todo lo que os une un enamoramiento?.

Confusiones razonables

Si te entiendes perfectamente con esa persona, tenéis gustos similares y pasáis horas hablando, es lógico que acabes confundido en cuanto a los sentimientos. Además, si existe atracción física, si os respetáis, aconsejáis, reís juntos, os estaréis ofreciendo lo mismo que se suele dar en una relación de pareja, solo os faltaría tener intimidad. Y si os acabáis liando un día, pues más confusión todavía, sobre todo si conectáis a la perfecciona nivel sexual.

Al conocer «sus obras y gracias», sus sombras y luces, y aun así te sigue gustando, es que lo aceptas tal y como es, si esa complicidad que tenéis la llevas toda la vida buscando en una pareja es lógico que te ilusiones.

¿Cómo saber si podéis ser pareja?

¿Y si se acaba tu mala racha de relaciones fallidas o rotas con esta persona? o ¿por qué tendría que salir bien con él o ella? Miles de dudas y preguntas pueden agolparse en tu cabeza pensante.

Lo primero que debes tener muy claro es preguntarle a tu corazón sobre lo que sientes, ¿es solo pura atracción, o hay algo más? Para querer saber si eres correspondido, empieza por ahí.

Señales

Para averiguar si te «derrites» por tu mejor amigo o amiga, observa si te sucede esto:

1. Te diviertes con él más que con cualquier otra persona. Tienes una complicidad que no es igual que con otras amistades o personas del sexo contrario. Sus historias, o bromas o cualquier chorrada que él te diga es la más mejor del mundo mundial.

2. Te pasa el tiempo volando cuando estáis juntos o habláis. Cuando te pasa algo especial, lo primero que piensas es en contárselo.

3. Te molesta que te hable de otras historias sentimentales o sexuales que le han pasado o le están pasando y más si vosotros habéis tenido algún episodio con ese tema íntimo.

4. Buscas meterte con él o llamar su atención, con bromas, discusiones o cualquier tontería.

5. Buscas su aprobación. Te encanta que te valore y diga cosas bonitas.

6. Se te ilumina la cara cuando hablas de él con otras personas o sonríes como un tonto si recuerdas situaciones vividas juntos.

7. Os conocéis profundamente y quizás mejor que nadie.

8. Saca lo mejor de ti. Es esa persona que hace que tu vida sea mucho más bonita.

9. Piensas en él a todas horas y fantaseas tener sexo con él o haces planes en tu mente de cómo sería una relación sexual y lo pones en un pedestal. Quieres tocarlo, abrazarlo. En definitiva: es tu prioridad.

10. Temes decirle lo que sientes. Si te asusta que al decírselo te salga mal la jugada, es que estas muy pillado.

¿Qué hacer?

Primero: Acepta que te chifla.

Segundo: Observa su comportamiento, sobre todo si hace contigo lo mismo que tú con él, para averiguar si es mutuo el sentimiento.

Ahora bien, pasemos a la siguiente fase:

Opción 1: Puedes callarte para siempre tu sentimiento y seguir como si nada, porque no ves nada claro que seas correspondido.

Opción 2: Puedes expresar tu sentir con sinceridad,

Aunque no lo ves muy claro que sea mutuo, te invade el espíritu del «sincericidio» y quieres compartir lo que sientes con esa persona sin saber muy bien que sucederá o te da señales claras de que es mutuo y das el paso de mostrar tus sentimientos.

Con lo que podría suceder:

Opción 1 (consecuencia): Vivirás para siempre en una eterna duda, de cómo sería tu vida si le dijeras lo que sientes, pudiendo seguir siendo amigos y observando cómo se suceden historias sentimentales en su vida o la tuya pero pudiendo acabar muy frustrada, angustiada y posiblemente deprimida.

Opción 2 (consecuencia) : Te ha dado calabazas pero quiere seguir siendo tu amigo, ¿podrías ser su amigo igualmente, como antes de decirle lo que sientes?

Pueden darse dos resultados si ambos os sentís atraídos:

Según las relaciones de los tiempos modernos: te puede pedir tener una relación abierta, con derecho a roce o que practiquéis el poliamor, porque no se quiere comprometer.

Viviréis una historia de amor clásica: pasa de ser tu amigo a tu novio y sois terriblemente felices comiendo perdices como en el cuento, disfrutando juntos del mejor sexo.

¿Te ha ayudado esta información para arriesgarte y decir lo que sientes a tu amigo o amiga después de leer todo esto?

¿Tienes alguna duda? Envía tu consulta a:

Ana Castro Liz. Psicóloga-Sexóloga  

www.anacastroliz.es

Sígueme:

FACEBOOK: https://www.facebook.com/ana.castroliz    INSTAGRAM: @anacastroliz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Enamorarse de una amistad