El Supremo acepta que un juzgado de Sevilla siga una investigación de Pilar de Lara

La sala de la capital andaluza rechazó en un primer momento quedarse con la causa


lugo / la voz

El Tribunal Supremo aceptó que un juzgado de Sevilla se ocupe de una investigación por delitos de contrabando, fraude fiscal, dentro de una operación iniciada por la jueza lucense Pilar de Lara que también entendía que podrían darse los de asociación ilícita, tráfico de drogas, contra la propiedad industrial, falsedad y blanqueo de capitales. La magistrada partió la causa en varias y despachó una de ellas al Juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla; sin embargo, en esta oficina rechazaron el quedarse con ella.

La situación motivó que la jueza lucense planteara una cuestión de competencia al Tribuna Supremo después del rechazo de Sevilla, que, sin embargo, deberá hacerse cargo de seguir la instrucción al decidirlo así el alto tribunal.

La jueza de Lugo mantiene que fue en Sevilla donde se produjeron las primeras aprehensiones de tabaco. Alegó que estaba investigando a un grupo numeroso de personas que podrían haber participado en la introducción de tabaco de contrabando, mayoritariamente de Andorra, en Galicia. Al avanzar la investigación, a través de intervenciones telefónicas, vigilancias e incautaciones, evidenció la existencia de diversos grupos criminales que se movían por varias zonas geográficas, existiendo grupos de importadores, almacenistas y distribuidores. Uno de ellos operaba en las provincias de Salamanca y Cáceres, «desde donde distribuían el tabaco por su zona de influencia y también alguna partida ocupada en la provincia de Sevilla.

El Ministerio Fiscal había alegado que «después del tiempo de instrucción transcurrido y las múltiples diligencias practicadas por el Juzgado de Instrucción 1 de Lugo, no es dable acogerse a la inhibición del procedimiento por un hallazgo u ocupación puntual de droga en la provincia de Sevilla, que no está acreditado que fuese el lugar de destino del tabaco».

Recuerda el Supremo que fue en Sevilla donde se intervinieron dos alijos de 6.000 y 5.260 cajetillas «y se descubrieron las pruebas materiales del delito».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Supremo acepta que un juzgado de Sevilla siga una investigación de Pilar de Lara