La campaña menos lucense y más presidencialista

Nula presencia de los candidatos de Lugo  y cambios en la correspondencia de los buzones de los vecinos de la provincia


lugo / la voz

Si le preguntamos a los lucenses cómo se llaman los cabezas de lista de los partidos que optan a los cuatro diputados y cuatro senadores en juego por la provincia, ¿cuántos sabrían darnos algunos nombres? Hasta hace poco tiempo la foto de un semidesconocido en Lugo como Julio Padilla ilustraba los carteles como candidato al Congreso del PP, pero en estas elecciones los protagonistas son diputados que se presentan por la circunscripción de Madrid. Son los nuevos tiempos del modelo presidencialista, cuando al presidente del Gobierno no lo eligen los españoles de forma directa sino los diputados del Congreso.

Estos días de campaña se han podido ver en la ciudad los carteles -la mayoría doblados por el viento gallego- de Sánchez, Casado, Rivera y Arrimadas, o las propuestas más modernas de BNG, En Marea y Unidas Podemos de mostrar a todo el equipo al completo.

La misma estrategia se ha aplicado a la correspondencia que llegó a las casas, aunque con particularidades. El PP envió sobres blancos por fuera (¿para evitar que se tiraran a la papelera sin abrir?) y por dentro una carta solo de Casado y en castellano. Atrás quedan los tiempos del gallego y del PPdeG de Feijoo. El PSOE apostó por el bilingüismo de Sánchez. Ciudadanos, con la imagen de Rivera y Arrimadas, ya ni se molestó en enviar las papeletas del Senado. Y los partidos de izquierda y nacionalistas volvieron a insistir en la imagen de equipo. De Vox no hubo noticias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La campaña menos lucense y más presidencialista