El Breogán y el Pazo nunca se rinden

Los breoganistas ganaron al Unicaja y recuperan sus iopciones de permanencia


Lugo .

 El Breo necesitaba un golpe de autoridad para demostrar que está muy vivo todavía y lo consiguió ante un Unicaja que nunca tiró la toalla, pero que tuvo que rendirse ante un equipo local más luchador que nunca y un Pazo que lo llevó en volandas y que está dispuesto a mantener la tensión en todos los partidos que restan. Ayer quedó claro que ni el Breo ni el Pazo se resisten a dejar la Liga Endesa.

Los nervios iniciales de los locales, muy desacertados en el tiro y blandos en defensa, dieron paso al gran protagonista del primer cuarto, Gerun, cada vez más importante en el Breo y que con sus puntos y rebotes mantuvo vivos a los suyos en un flojo inicio. El acierto final desde la línea de tres de Salva Arco y Cvetkovic permitió que los locales solo cedieran la primera entrega por un punto.

El segundo capítulo del encuentro transcurrió prácticamente bajo los mismos parámetros que el primero, con dos equipos muy desacertados cara al aro rival, con las excepciones de Suárez en los visitantes y Redivo en los locales. Un palmeo de Gerun, de nuevo apareciendo cuando su equipo más lo necesita, sobre la bocina permitía a los de Tito Díaz retirarse con ventaja al descanso.

El exiguo marcador de los primeros 20 minutos, 31-30, ponía de manifiesto la falta de acierto, que no la buena defensa, de los contendientes y dejaba las espadas en todo lo alto para la segunda parte.

El inicio del tercer cuarto, al contrario de lo que suele ser habitual en el Breo, fue espectacular y dio a los locales la primera renta importante, 39-32, obligando a Luis Casimiro a pedir un tiempo para parar el aluvión local. La táctica dio resultado y los andaluces anotaron 8 puntos seguidos, lo que hizo que fuera Tito Díaz el que tuviera que parar el partido esta vez,

El partido recuperó el equilibrio con un Sulejmanovic espectacular en los últimos minutos y capaz, incluso, de abroncar a Redivo por lanzar un triple cuando solo el serbio estaba al rebote. Con dos puntos arriba, el Breo afrontaba los últimos 10 minutos.

El último cuarto comenzó con intercambio de canastas y polémica arbitral por una clara falta so señalada sobre Cristian Díaz qiue acabó llevándose una técnica y se llegó a los últimos cinco minutos con el marcador empatado.

Con todo igualado llegó la hora de los valientes y en esta ocasión los gladiadores del Breo supieron estar a la altura ante un gran rival, fuertes en defensa y acertados en ataque, cada uno aportó lo que mejor sabe hacer en beneficio del colectivo para alcanzar un triunfo que da vida a un equipo que hace tan solo siete días parecía acabado.

Equipo y afición vuelven a ir de la mano en el camino para seguir en la ACB

CB BREOGAN 83 : McCallum (14), Brown (12), Salva Arco (5), Redivo (10) y Gerun (13) -equipo inicial- Díaz (4), Ochefu (2), Sulejmanovic (6), Belemene, Cvetkovic (14) y Löfberg (3)

UNICAJA 75: Robers (7), Salin (5), Milosavjevic (4), Wiltjer (12) y Shermadini (4) -equipo inicial- Fernández (1), Díaz (5), Díez (6), Okuou , Suárez (12), Watzynski (13) y Lessort (6)

Parciales en cada cuarto: 16-17 / 31-30 / 51-49 / 83-75 / 

Árbitros: García González, Sánchez Mixto y Merino.

Incidencias: Partido jugado en el Pazo ante una gran entrada. El Breogán estrenó su tercera equipación, ambientada en el Arde Lucus. En el descanso Suso Lázare entregó camisetas a los principales patrocinadores del club

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Breogán y el Pazo nunca se rinden