Último tren para que el Breo siga vivo en ACB

Los breoganistas precisan vencer al Unicaja para mantener sus opciones de permanencia en la Liga Endesa


Lugo .

El Pazo es el clavo ardiendo que le queda al Cafés Candelas Breogán para tener alguna posibilidad de aferrarse a la permanencia y su primera opción para seguir alimentando el sueño será el partido que le enfrenta este domingo a partir de las 19.30 horas frente el Unicaja, otro de los colosos de la categoría.

La empresa es harto complicada, pero los lucenses tienen antecedentes que alimentan la esperanza de lograr un resultado positivo en la cita de esta tarde, ya que el cuadro malagueño es infranqueable en el Martín Carpena, pero cada vez que se aleja de su pabellón sufre mucho y apenas conoce la victoria, todo lo contrario que los locales, cuya fortaleza pasa por los encuentros que disputan ante su afición.

La lectura del partido cumple todos lo parámetros de un deja vu para los breoganistas, que de nuevo juegan ante su público tras haber recibido una paliza en su última salida. Hace unas semanas era el Delteco el que daba un repaso a los celestes y hace seis días fue el Estudiantes, ambos rivales directos, el que pasaba por encima de los de Tito Díaz. En la primera ocasión el equipo reaccionó con un buen partido ante Fuenlabrada, aunque terminó cediendo, y en esta oportunidad está obligado a hacer lo propio ante un gran rival, aunque con la directriz de lograr un triunfo que devuelva un hálito de vida y esperanza a equipo y afición.

Los que no van a fallar por enésima vez volverán a ser los miles de aficionados lucenses que volverán a dejarse la garganta para llevar en volandas a los suyos. Las duras críticas del domingo eran ya mensajes de ánimo al día siguiente y hoy volverán a cumplir con su parte para animar a un equipo tocado, pero que todavía no está hundido, que apela por enésima vez al factor Pazo para afrontar un compromiso harto complicado.

A la hora de encontrar una clave para que el Breo saque adelante este partido, es más que evidente que el cuadro malagueño no puede tener un día inspirado, lo que convertiría la cita en casi imposible, y para ello la intensidad defensiva y el dominio bajo los aros serán los dos puntos fuertes en los que tienen que basarse los locales. En estas dos facetas influirá y mucho la aportación de los dos nuevos, el base McCallum, ya asentado en el equipo y uno de los pocos que se salvó del último fiasco en Madrid, y el pívot Ochefu, al que ya le llegó el momento de justificar los motivos de su fichaje y la vitola de jugador decisivo con la que llegó a Lugo. Otros como Cvetkovic o Redivo, también están obligados a dar un paso al frente esta tarde.

El encuentro de hoy es el primero de los cuatro que le restan al cuadro lucense a favor de ambiente en lo que resta de temporada. Son cuatro citas en los que se cimenta la permanencia, pero si no saca adelante la de esta tarde el panorama gris que ahora se cierne sobre el equipo se tornaría todavía más oscuro. Para que esto no suceda, tienen que ser de nuevo los jugadores los que entonen el mea culpa y ofrezcan motivos a sus incondicionales para que sigan creyendo en la posibilidad de continuar la próxima campaña en la Liga Endesa

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Último tren para que el Breo siga vivo en ACB