El Lugo sigue gafado en casa

Los rojiblancos cayeron ante un Granada que no mereció la victoria


Lugo .

El Ángel Carro siempre había sido un talismán para el Lugo, pero en los tres últimos meses se ha convertido en un infierno para un equipo que este sábado, como en la mayoría de encuentros precedentes, puso todo lo posible para sumar los tres puntos y acabó perdiendo ante un Granada que aprovechó las dos únicas acciones de las que dispuso para lograr un triunfo al que por juego no se hizo acreedor.

La puesta en escena de los protagonistas dejó claro que ambos tenían demasiado miedo por encajar un gol en los primeros compases y por lo tanto optaron por nadar y guardar la ropa a la vez, por lo que el balón rondó ambas áreas en contadas ocasiones.

La primera ocasión del partido fue para los locales, a pesar de que los andaluces ejercían un mayor control del juego, en un balón que quedó suelto en el área y que le cayó a Vieira y el central no supo resolver y disparó fuera. Fue le preludio a la primera desgracia para el Lugo, la lesión de uno de sus mejores hombres y en un gran momento en las últimas jornadas, Tete, al que un pinchazo le obligó a dejar su puesto a Gerard Valentín.

Con esos condicionantes el peligro solo podía llegar a balón parado y así fue cuando un lanzamiento de falta potente y colocado de Vadillo sorprendía a Juan Carlos.

El gol redobló la apuesta por el fútbol control del Granda y apagó del todo las luces de los locales que fueron incapaces de inquietar a un nervioso Rui Silva.

Con el cero a uno y el nerviosismo en las gradas de un público que no cesó de animar a los suyos se bajaba el telón de una insulsa primera mitad.

La tónica del partido se mantuvo en la reanudación, aunque los locales dispusieron de una gran oportunidad por medio de Escriche en el minuto 51 que no logró rematar solo por centímetros un pase de Lazo. La jugada despertó el ímpetu ofensivo de los locales que dispusieron de varias ocasiones, la más clara un balón que se paseó por la línea y no encontró rematador.

En el mejor momento del Lugo un balón aparentemente sin peligro en una banda en campo contrario terminó en una contragolpe en el que Josete cometí penalti sobre Rodri y posibilitó que Ramos batiera con tranquilidad a Juan Carlos para lograr el segundo gol y convertir el partido en un Everest para los locales.

Cuando todo pintaba mal Herrera marcó el tanto local y daba alas y vida a los suyos. La fortuna del primer remate no acompañó al canario en el segundo un minuto después en el que no empujó a la red un balón que estaba casi en la línea.

Monteagudo determinó dar frescura al ataque dando entrada a Manu Barreiro y Toni Martínez en lugar de Escriche, buscando también más peligro en los balones colgados al área como último recurso para rescatar un punto.

En los últimos compases el cuadro local puso cerco a la portería visitante, pero no lograron superar a un Rui Silva que, al contrario que en el arranque del encuentro, se mostró seguro e intratable sobre todo en los balones por alto,

En resumen, jugar en casa, a pesar del calor del público, se ha convertido en un suplicio para el Lugo

Ficha técnica

LUGO 1: Juan Carlos, Luis Ruiz, José Carlos, Vieira, Campabadal, Josete, Aburjania, Tete (Gerard Valentin min 25), Lazo, Herrera (Toni min 85) y Escriche (Manu Barreiro min 66)

GRANADA 2: Rui Silva, Martínez, Germán, Vadillo, Fede S., Antonio Puertas (Ramos min 64), Rodri (Azeez min 77), Víctor Díaz, Quini, Dani Ojeda (Pozo min 58) y Montoro. 

Goles: 0-1, min 36: Vadillo de falta. 0-2 min 71 Ramos (p). 1-2 min 74 Herrera.

Árbitro: Díaz de Mera (Castilla León). Amonestó a Rodri, Aburjania, Luis Ruiz, Montoro, Pozo

Incidencias: Encuentro disputado en el campo Ángel Carro al que asistieron 3..826 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del jugador local Iriome.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Lugo sigue gafado en casa