El tramo negro de la A-8, reabierto tras haber estado cerrado dos veces hoy

La circulación de Lourenzá a Abadín se restableció a la una de la tarde, pero la visibilidad sigue siendo escasa


Lugo / La Voz

El tramo negro de la autovía del Cantábrico, comprendido entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín), está reabierto desde la una de la tarde tras haberse cerrado dos veces este viernes. El tráfico se había interrumpido en esos 16 kilómetros minutos antes de las ocho de la mañana, una hora después de haberse restablecido tras un cierre que había comenzado ya ayer.

Los vehículos fueron desviados una vez más por la carretera N-640. De todos modos, en ese tramo de la A-8 sigue siendo escasa la visibilidad pese a haberse reabierto la vía al tráfico. En esa zona la transcantábrica, a su paso por el alto de O Fiouco (A Pastoriza), alcanza se mayor altitud, con casi 700 metros. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El tramo negro de la A-8, reabierto tras haber estado cerrado dos veces hoy