«A inexistencia de Lugo cando gobernou o PP foi clamorosa»

César Mogo, candidato del PSOE al Senado, y vinculado «á factoría do PSOE en Madrid» desde la época de González señala que regresar a Lugo «é volver ao meu espazo»


lugo / la voz

¿Quién es César Mogo? Es la pregunta que se hacen muchos lucenses desde que se supo que iba a encabezar la lista del PSOE al Senado por Lugo. El mismo la responde: «Un tipo de Lugo, da Mariña, que lle nace a vocación política desde que estudaba en Mondoñedo, que nunca perdeu a vinculación coa terra e que chegou a Madrid xusto no momento de implosión da democracia e que agora creo que podo aportar a miña experiencia en favor de Lugo no Senado».

Si de algo puede presumir este hombre sereno y de trato agradable es de experiencia. Como el mismo indica estuvo «na factoría do partido», participando en comités electorales del PSOE y en cargos vinculados a la Moncloa desde la época de González, pasando por Zapatero y hasta Pedro Sánchez, a quien conoció hace veinte años y con el que mantiene una gran amistad. Reconoce que de quien aprendió «as engranaxes da política» fue a inicios de los ochenta de Alfonso Guerra y Txiki Benegas.

«Si que teño historias para facer un libro de memorias, pero no o farei porque o meu traballo sempre se baseou na confianza e a lealdade», explica este lucense que ha vivido desde dentro de un partido de gobierno innumerables procesos electorales. «Que se este é diferente ou ten máis crispación cos anteriores? O de 1993 entre González e Aznar foi moi intenso. A diferenza do actual cos anteriores é a división da dereita en tres, a entrada da extrema dereita, e que fai que o PSOE pase a ser un proxecto de centralidade e a ser a referencia, o que tamén nos aporta máis responsabilidade».

También es conscientes de que en España se está produciendo un fenómeno similar a otros países europeos: «Houbo un agotamento do bipartidismo imperfecto porque non deu respostas, e logo unha crise de representación». En este tipo de explicaciones sale el Mogo licenciado en Políticas y su perfil de director de Asuntos Institucionales, cargo con el que mantenía las relaciones de la Moncloa con el Congreso y el Senado. Esta tarea de diez meses le ha permitido conocer más la posición que juega Lugo en el mapa político. «Leo os diarios de sesións e a inexistencia de Lugo no Goberno do PP foi clamorosa», aunque hace autocrítica cuando se le pregunta por las carencias de la provincia en infraestructuras del Estado: «Non se fixeron a tempo cousas que se tiñan que haber iniciado hai vinte anos, pero tamén é certo que por exemplo grazas a Blanco se avanzaron moitas obras, e logo chegaron sete anos de parálise co PP». Y en este punto, Mogo afea a la Xunta que no quiera arrimar el hombro con el Gobierno: «Que estea menos no disimulo das carencias políticas e máis en sumar para construír complicidades. A Xunta estivo máis preocupado en buscar o seu prestixio que en traer as obras para Lugo nos sete anos de Rajoy».

Este discurso lo está repitiendo Mogo en sus mítines por la provincia. Tiene su base en la casa de O Valadouro que construyó a su gusto y recordando los tiempos de su padre, abogado en la villa, o de su abuelo, encargado de una tienda de ultramarinos, o sus excusiones de infancia a la playa de Areoura. «Xa teño desde hai anos captada para a causa lucense á miña muller», sonríe Mogo sobre su esposa, burgalesa y trabajadora en la Fundación Pablo Iglesias.

Sobre el proceso que lo llevó a ser candidato al Senado tras aprobarlo el comité federal en contra del criterio del PSOE de Lugo, Mogo tira de experiencia: «Non agrada a situación, estes procesos vivinos moitas veces e en moitas provincias, e teño certa comprensión. Creo que houbo certa confusión entre o que son as primarias e un proceso de votos de preferencias».

O Valadouro, 1960. Casado

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense.

Ha ocupado diversas funciones y cargos en gabinetes de los gobiernos de González, Zapatero y Pedro Sánchez, que lo nombró director de Asuntos Institucionales.

«A Xunta estivo nos sete anos do Goberno de Rajoy máis pendente de buscar o seu prestixio que en traer as obras que necesita Lugo»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«A inexistencia de Lugo cando gobernou o PP foi clamorosa»