Reabierto el tramo negro de la A-8, que se cerró cinco veces en menos de 24 horas por la niebla

La circulación de Lourenzá a Abadín se restableció a las siete de la tarde


Lugo / La Voz

El tramo negro de la A-8, los 16 kilómetros que van de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), está reabierto desde las siete de la tarde. La niebla es bastante intensa en la zona desde el jueves por la tarde y ha provocado cinco cortes de tráfico en menos de 24 horas.

El primero se inició ayer por la noche y llegó hasta alrededor de las siete de la mañana de este viernes. Apenas una hora más tarde después de abrirse se cerraba otra vez, también debido a la escasa visibilidad. Sobre la una de la tarde se reabrió, y así estuvo hasta las cuatro. A las cuatro y media de la tarde se volvió a reabrir, y una hora después se volvió a cerrar. Finalmente, a última hora de la tarde se restableció de nuevo la circulación.  

En esa zona, a su paso por el alto de O Fiouco (A Pastoriza), la autovía del Cantábrico alcanza su mayor altitud, cerca de los 700 metros. El cierre de ese tramo de la transcantábrica obliga a los vehículos a circular por la N-634. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Reabierto el tramo negro de la A-8, que se cerró cinco veces en menos de 24 horas por la niebla