Partido grande en un día triste para el Breo

LUGO

No disponible

El fallecimiento del ex presidente y máximo accionista del Breogán, Jesús Lence, marca el encuentro de esta tarde entre el cuadro lucense y el Barcelona

06 abr 2019 . Actualizado a las 18:42 h.

La visita de uno de los grandes al Pazo, en este caso el Barcelona, siempre es motivo de fiesta para los aficionados breoganistas, pero en este caso la alegría queda paliada por el fallecimiento del ex presidente y máximo accionista del Cafés Candelas Breogán, además de uno de los principales patrocinadores y mecenas del club durante décadas, el empresario Jesús Lence. El Pazo guardará un minuto de silencio en memoria de Lence antes de comenzar el partido y los jugadores locales lucirán crespones negros en su equipación.

El encuentro entre breoganistas y blaugranas dará comienzo a partir de las 19.30 horas y el Pazo volverá a registrar un lleno histórico con un público volcado con su equipo y que tratará de empujarlo desde las gradas para lograr una victoria vital en la lucha por la permanencia. Los jugadores serán recibidos con un gigantesco mosaico impulsado por los peñistas del Breo y que estará formado por 5.000 cartulinas celestes.

En el plano deportivo tanto el propio entrenador local como otros técnicos y los propios aficionados tienen más que claro que para que el cuadro blaugrana hinque la rodilla esta tarde será preciso que los locales estén a un nivel como mínimo similar al que exhibieron en la pista del Joventut y los catalanes tienen que estar por debajo de las posibilidades de una de las plantillas más poderosas del baloncesto europeo.

Lo que está fuera de toda duda es que equipo y afición breoganista están viviendo un momento de euforia contenida tras el motivador triunfo en Badalona y la incorporación de dos baluartes a la plantilla, McCallum y Ochefu, el segundo era duda por problemas burocráticos, pero finalmente podrá estar, ocupando la ficha del lesionado Norel.

Una de las claves del partido, según Tito Díaz, será que su equipo sea capaz de jugar con velocidad y llegar con opciones al tramo final para sorprender al rival. «Trataremos de lograr canastas a base de velocidad y recuperaciones de balón o de rebotes. In», tentaremos abrir el juego y jugar a toda pista. Para nosotros es muy bueno que seamos capaces de lograr puntos en transiciones», indicó, para añadir que su equipo no iba a modificar su filosofía a pesar de la entidad del rival.

Lo que también tiene muy claro el preparador local es que el papel de los aficionados resultará vital en la cita de esta tarde. «Lo que nos falte tengo muy claro que nos lo va a dar nuestra afición para ayudarnos a superar al mejor equipo de la liga y uno de los más fuertes de Europa. Vamos a medirnos con un conjunto muy físico, con una plantilla muy larga y en un gran momento de forma», concluyó Tito Díaz.

El nuevo Breogán está por tanto preparado para superar un nuevo reto y para ello apela al espíritu del partido ante el Madrid, un gigante que esta temporada ya se rindió en el Pazo ante las huestes breoganistas.