Ochefu ya está en Lugo y jugará ante el Barça si lo autorizan FIBA y CSD

LUGO

El Breogán hará un homenaje a Juan Carlos Navarro el domingo

04 abr 2019 . Actualizado a las 19:34 h.

El fichaje de Daniel Ochefu ya casi tiene final feliz. El jugador prácticamente solventó todos los problemas burocráticos pertinentes para poder incorporarse a la entidad breoganista y estrenarse en la competición en la próxima jornada.

La solución de los trámites burocráticos que faltaban no resultó sencilla y obligó a dirigentes breoganistas a estar ayer durante casi toda la jornada en Madrid para solucionar el papeleo en la embajada de Nigeria.

El problema era que para que el nuevo pívot breoganista pudiera incorporarse a la plantilla tendría que contar con el pasaporte nigeriano, lo que le daría derecho a darle de alta la ficha con consideración de Cotonou, en virtud del convenio que la Unión Europea firmó con numerosos países de África para que sus ciudadanos puedan trabajar en Europa con los mismos derechos y obligaciones que los comunitarios. Esta medida se había convertido en un coladero de jugadores las últimas campañas, por lo que desde la ACB determinaron examinar con lupa toda la documentación para dar de alta a jugadores con ficha de Cotonou.

Las gestiones de los breoganistas se prolongaron durante toda la jornada y la expedición lucense regresó a Lugo a última hora de la tarde tras haber entregado toda la documentación.

La decisión sobre si Ochefu podrá ya debutar pasado mañana depende ahora de lo que determinen tanto la FIBA como el CSD, organismos encargados de determinar que todos está en orden y de dar el visto bueno a su estreno. Si ambos organismos adoptan rápidamente una decisión el pívot podría estrenarse ante su público en el encuentro ante el cuadro catalán, de lo contrario tendría que esperar una semana más.

El nuevo center del Breo será presentado oficialmente esta mañana en el Pazo.

Homenaje a Navarro

La visita del Barcelona al Pazo será aprovechada por el conjunto local para realizar un homenaje a uno de los jugadores históricos del cuadro catalán, el base Juan Carlos Navarro, cuya abuela, Genoveva Pérez, es natural de Pol, localidad en la que residió hasta hace dos años, cuando falleció a la edad de 104 años.

El homenaje a la Bomba Navarro, no será por tanto solo por ser una de las leyendas del baloncesto español, también por su origen lucense, del que alardeaba, ya que visitó a su abuela en su casa de Pol en numerosas ocasiones. El base blaugrana todavía mantiene relación con algunos familiares y vecinos de las localidades de Meira y Pol.

El jugador, que recientemente anunció su retirada, asistirá al partido y recibirá el cariño del club y de los aficionados que asistan al encuentro en uno de los descansos.