Ochefu pone la guinda en la plantilla de un Breogán que cree en la permanencia

LUGO

El pívot podría llegar a Lugo el próximo martes, día en el que el equipo regresa a los entrenamientos

01 abr 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Cafés Candelas Breogán, a falta todavía de confirmación oficial por parte del club, tiene cerrado el fichaje del americano con pasaporte nigeriano Daniel Ochefu. El acuerdo entre la entidad y el jugador es total y solo falta que aporte la documentación necesaria para que pueda firmarse el contrato.

Daniel Ochefu es el pívot intimidador que el club lucense necesitaba desde la marcha de Jerome Jordan. Con 2,11 de estatura y una gran envergadura y poderío físico, el pívot responde a las características del jugador que impone respeto en la pintura.

La nueva incorporación breoganista, al igual que sucedía con McCallum, está actualmente jugando en la G League estadounidense en las filas del Stockton Kings.

La llegada de Ochefu a la ciudad está previsto, excepto que surjan complicaciones, para pasado mañana y es posible que ya sea presentado a sus compañeros y pueda participar en el entrenamiento del equipo.

Recursos suficientes

La llegada del pívot americano supone para el cuadro breoganista poner la guinda a una plantilla que ahora dispone de recursos suficientes para afrontar los nueve partidos que restan con totales garantías de obtener los resultados positivos que le permitan continuar la próxima campaña en la Liga Endesa.

El club lucense se había marcado como reto a principios de la semana pasada y tras confirmar que dispondría, gracias a la implicación de un patrocinador con la directiva, de recursos económicos para acudir al mercado, el fichaje de dos jugadores para apuntalar dos puestos de tanta relevancia como los de base y pívot. Menos de siete días después, la entidad ya tiene los dos refuerzos deseados que le permitirán al equipo dar un gran salto de calidad.

McCallum ya tuvo la oportunidad de estrenarse con sus compañeros en el partido que el equipo ganó con solvencia y contra todo pronóstico en Badalona y el nuevo director de juego demostró con creces los motivos por los que llegó a Lugo, completando un partido completo en el que dio sobradas muestras de sus principales virtudes, facilidad para penetrar a canasta y buena capacidad defensiva.

«Ray McaCallum llegó el jueves por la tarde a Lugo, se entrenó, cogió el balón y dijo aquí estoy yo. Para eso lo hemos traído», manifestó el técnico breoganista, Tito Díaz, sin ocultar su satisfacción por el rendimiento del estadounidense.