La Xunta pesquisa en las grietas del pazo de Dona Urraca para saber si crecen

Los técnicos del IGVS les colocaron unos «testigos» para controlar su evolución


lugo / la voz

¿Crecen las grietas del Pazo de Dona Urraca hasta el punto de que el histórico inmueble abandonado en A Tinería pueda venirse abajo? Eso es lo que quieren saber precisamente los técnicos del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) que efectuaron una revisión al edificio después de que vecinos de la zona mostraran, hace unos días, su preocupación sobre la seguridad de la construcción, que lleva años sin recibir ningún tipo de inversión pública a pesar de encontrarse en una de las zonas de mayor relevancia histórica de la ciudad.

Vecinos de la zona que residen en inmuebles colindantes con el pazo temen que, cuando vuelvan las lluvias, las grietas que presenta el inmueble en la parte que está sostenida por una columna puedan aumentar de tal manera que una parte se derrumbe, lo cual supondría un grave riesgo.

Después de conocerse la situación, técnicos del IGVS acudieron al lugar y efectuaron un chequeo al inmueble. No apreciaron un riesgo de desplome. De todos modos pusieron en marcha un plan para determinar con exactitud cuánto crecen las grietas, si es que es que aumentan. Los vecinos no tienen dudas y algunos incluso presentan fotos en las que se aprecia que hay un incremento desde hace aproximadamente un año.

Los técnicos colocaron una serie de testigos en las grietas que les permitirán saber si realmente aumentan o están estables. En caso de apreciar que se abren, tendrán que adoptar una serie de medidas para reforzar las columnas de la balconada que da al abandonado solar que colinda con la muralla.

El pazo y su terreno son espacios ocupados por la basura. Los vecinos dicen que periódicamente entran en el lugar personas que duermen en el inmueble, a pesar de los riesgos que ello supone por la situación deplorable de la construcción.

El conjunto necesita atención urgente. Es la referencia más clara del feísmo y la desatención en el casco histórico de Lugo en un barrio que estaba llamado a ser modelo de desarrollo sostenible, pero que todavía está muy lejos de conseguir ese objetivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta pesquisa en las grietas del pazo de Dona Urraca para saber si crecen