La chapa galvanizada, el «arma» que amenaza a los pueblos de Os Ancares

Planchas que salen por 45 euros cada una permiten a los paisanos abaratar el coste de «teitar» las pallozas con paja


cervantes / la voz

El «ejército» del feísmo avanza imparable por los pueblos de Os Ancares. Usa un «arma» especial: chapa galvanizada de «mini onda» que ya está en los tejados de la mayor parte de las sesenta y pico pallozas que hay, por ejemplo, en el municipio de Cervantes. La victoria de este material sobre la paja para «teitar» estas singulares construcciones es aplastante. Es más barato (entre 45 y 60 euros la pieza de 6 metros de largo y 1 de ancho) y, sobre todo, fácil de colocar porque se amolda perfectamente.

No hay un plan de las administraciones para salvar este tipo de construcciones y los paisanos no pueden permitirse el buscar la paja y pagar a quienes hagan el trabajo de colocarla. Además, una plancha galvanizada es eterna. Salvo que la lleve el viento, no será necesario tocarle durante mucho tiempo. A mayores, no permite que no pase la lluvia.

El ladrillo es buen aliado de las piezas metálicas. El bloque de hormigón, también. Todos esos materiales, y otra serie de circunstancias, ahogan en fealdad, por ejemplo, a la aldea de Moreira, en uno de los accesos a Piornedo. Ese núcleo es de una belleza natural singular, sin embargo del conjunto se viene abajo cuando desde la carretera que va a la poblado prerromano se ven cinco o seis pallozas todas cubiertas de lata. Ya no hay una sola con techo de paja.

La aldea, que en 2013 tenía 19 habitantes, posee varios elementos patrimoniales en situación de abandono. Destaca especialmente un hórreo con columnas de granito que forma parte de una construcción que está derrumbada. La pieza debería ser salvada y puesta en valor cuanto antes.

Xavier Moure, miembro del colectivo Patrimonio Ancares, considera que los vecinos deben recibir todo tipo de apoyos para salvar las viejas construcciones y que las administraciones han de volcarse. Entiende que muchas pallozas pueden ser dedicadas a varios fines como, por ejemplo, a pequeños museos municipales.

Un 30% menos de población desde el año 2004

El feísmo no es el problema más grave al que se enfrenta la comarca más alta de Galicia. Desde el colectivo Patrimonio Ancares, Xavier Moure, alerta del avance espectacular de la despoblación: «Un 30% menos desde o ano 2014». A este paso, muchas aldeas, se quedarán sin habitantes. Otro problema más: no hay planes para favorecer que personas jóvenes se asienten en la zona. Salvo que se quiera quedar muy aislado, no habrá candidatos a enfrentarse a la falta de unas buenas comunicaciones telefónicas. Hay zonas oscuras para el móvil y puntos a los que el 4G no llega. «Na comarca non se vai montar ningunha industria. Unha das saídas e o turismo pero se non se miman e coidan os sitios, se non se apoia á xente para que resida neles, apaga e ímonos», advirtió Xavier Moure. El colectivo del que forma parte lleva a cabo una destacada labor para defender y denunciar los múltiples ataques al patrimonio. El último: estiércol de gallina sobre una zona de mámoas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La chapa galvanizada, el «arma» que amenaza a los pueblos de Os Ancares