«Se nota que lo peor de la crisis ha pasado, la gente no viene con la misma desesperación»


Lo peor de la crisis económica ha pasado. Lo notan en el Banco de Alimentos de Lugo, tal y como reconoce su responsable. «Hombre sí se nota, la gente ya no viene con la misma desesperación ni angustia», cuenta Amadora Núñez. «Entonces venían contando que en su casa no tenían ni unos granos de arroz para echar en un agua y hacer una sopa, afortunadamente de eso ya no hay. Hemos procurado ir cubriendo los casos más dramáticos, aunque sea con alimentación básica y humilde», recuerda.

Casos de fraude y mujeres

Le hierbe la sangre cuando se le pregunta por casos de fraude. «Hay gente que dice que vienen personas a las que esto no les hace falta, que son unos cutres. Nosotros pedimos mucha documentación, ¿que alguien te puede colar alguna cosa? No digo que no, también se la cuelan a Hacienda y ellos tienen inspectores bien preparados», dice rotunda Núñez. Reconoce que «alguno puede venir que no tenga necesidad, aunque ese es el más pobre de todos, que ni se da cuenta de que eso está mal, pero el 99,9 % de la gente que viene a nosotros lo necesita y mucho. Yo creo que es preferible que un culpable te la cuele a que se lo hagas pagar a un inocente». Priorizan mujeres precisamente para evitar la trampa. «Esto lo hacemos desde un principio, nos dimos cuenta de que algunos hombres llevaban parte de los alimentos a la mujer y los niños y el resto iba a otro sitio. Es más difícil que una mujer le quite la comida de la boca a sus hijos. Además, si la pareja se rompe preferimos que tengan ellas el control», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Se nota que lo peor de la crisis ha pasado, la gente no viene con la misma desesperación»