El Fuenlabrada vuelve a aparecer en la ruta del Breogán en un momento clave

Los aficionados todavía recuerdan el apasionante «play off» de ascenso de hace dos décadas


Lugo .

Los enfrentamientos entre Breogán y Fuenlabrada, dos equipos con un nutrido historial en el baloncesto español, son numerosos y en algunas ocasiones ambos conjuntos se encontraron en momentos cruciales a nivel deportivo en enfrentamientos que fueron épicos.

El momento que marcó el pico más alto en la rivalidad entre lucenses y madrileños fue la disputa del play off por el ascenso a la ACB. Esa temporada los tres máximos aspirantes al ascenso eran Murcia, Fuenlabrada y Breogán. Los lucenses completaron una temporada bastante irregular y tuvieron que jugarse la plaza de ascenso con los fuenlabreños en una eliminatoria épica y con el factor cancha en contra.

La suerte de la eliminatoria casi quedó decantada en los dos primeros partidos disputados en el polideportivo Fernando Martín que se saldaron con triunfo del cuadro del sur de Madrid.

Técnicos con carácter

Dos entrenadores con mucho carácter, Paco García en los gallegos y Óscar Quintana en los madrileños, añadieron intensidad en un enfrentamiento en el que hubo de todo.

La polémica surgió en el segundo partido en un enfrentamiento entre el breoganista Rod Mason y Óscar Quintana en el que saltaron chispas.

El primer encuentro en Lugo marcó el punto más álgido de tensión al concluir con una batalla campal en el túnel de vestuarios entre todos los jugadores y parte del cuerpo técnico. El partido del Pazo se saldó con victoria local y a su conclusión Rod Mason se dirigió a los vestuarios corriendo y celebrando el triunfo, pero la puerta estaba cerrada. Apenas unos segundos después llegó Salva Guardia, quien propinó un golpe al americano que fue el inicio de una gran trifulca que duró varios minutos y que los agentes encargados de mantener la seguridad fueron incapaces de parar tanto por elevado número de participantes como por la gran fortaleza de los mismos y el reducido lugar en el que se produjeron los incidentes.

En el cuarto partido los fuenlabreños ganaron en el Pazo y lograron el ascenso.

Esa ronda será recordada especialmente por la gran actuación del ex breoganista Perasovic, que prácticamente en solitario decantó la surte del emparejamiento hacia el lado del Fuenla. Su incidencia en este equipo era tan grande que se llegó a nombrar a la forma de juego del cuadro del sur de Madrid como Perasistema.

Buenas relaciones

La tensión entre ambos equipos se acabó con aquel partido y desde ese momento las relaciones entre clubes y aficiones son excelentes.

Ambos conjuntos se enfrentaron tras ese recordado play off en Lugo en la máxima categoría del baloncesto nacional en seis ocasiones, en cuatro de estos enfrentamientos el resultado resultó favorable al cuadro lucense y en dos la fortuna se decantó hacia el bando madrileño.

La última vez que el Fuenla visitó el Pazo fue en la campaña 2005/06 y el triunfo sonrió con claridad a los locales por 80 a 66.

El pabellón se llenará

El Pazo Universitario volverá a registrar un lleno total en el decisivo encuentro que enfrentará ala Breogán con el Fuenlabrada el próximo domingo a partir de las 12.30 horas.

El club colgó una entrada en sus redes sociales en la que indicada que ayer a la mañana ya quedaban únicamente un centenar de entradas a la venta en Internet para el partido ante el cuadro madrileño.

La importancia del compromiso ante el cuadro del sur de Madrid ha originado una vez más que los representantes de las peñas movilicen a la afición. En esta ocasión tienen previsto utilizar la etiqueta #ANosaFinal y editarán numerosos carteles con este lema en la ciudad para animar a la gente a que acuda al partido. También solicitan a todo el público que pase página de la última cita liguera del equipo y animen a los lucenses desde el pitido inicial para empujarles a lograr un triunfo imprescindible.

La plantilla del Cafés Candelas entrenó en la mañana de ayer en una sesión en la que volvió a participar Henk Norel, que poco a poco se va metiendo más en la dinámica de grupo.

El pívot holandés no parece estar para jugar, aunque su entrenador, Tito Díaz, no ocultó durante la semana y tras comprobar su estado que si comprueba que está alrededor de un 40% de su capacidad podría entrar en el equipo y disputar algunos minutos.

El equipo volvió a completar una intensa sesión preparatoria en la que lo más positivo es que los jugadores que padecían alguna molestia entrenaron con normalidad y todo indica que podrán jugar ante el Montakit.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Fuenlabrada vuelve a aparecer en la ruta del Breogán en un momento clave