El desastre de San Sebastián podría producir el cese de Lezkano en el Breo

LUGO

LOF

El consejo de administración adoptará hoy una determinación sobre la continuidad del técnico

18 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El pésimo partido del Cafés Candelas Breogán en el polideportivo de Illumbe ante al Gipuzkoa podría suponer el cese de Natxo Lezkano al frente del cuerpo técnico.

Lo que más preocupa a los dirigentes breoganistas no es la paliza que el equipo encajó ante el Delteco, sino la manera en la que se produjo, en un encuentro en el que nada salió bien y en el que consideran que el técnico pudo hacer algo más desde el banquillo para cambiar la tendencia del encuentro.

Los responsables del consejo de administración declinaron realizar ningún tipo de manifestación durante la jornada de ayer, pero no negaron que podrían adoptar medidas en los próximos días para encauzar el rumbo del equipo. Una de esas decisiones podría ser el cese del actual entrenador para buscar una persona que pueda cambiar la dinámica del equipo.

Jornada ajetreada

La jornada de ayer fue de mucho ajetreo para los dirigentes breoganistas, conscientes del malestar que causó la última derrota que condenó al equipo a puestos de descenso. La determinación que adoptaron fue la de no adoptar decisiones en caliente tras un revés tan duro y por eso determinaron esperar hasta el día de hoy para ofrecer una versión oficial sobre la situación del club y, posiblemente, anunciar alguna medida.

Las opciones que manejan son básicamente dos, una es la de prescindir de los servicios de Lezkano y fichar de inmediato a otro entrenador para tratar de atajar cuanto antes la delicada situación. La otra es darle al técnico un margen de confianza de una semana y esperar al desenlace del próximo partido que el equipo disputará en el Pazo el domingo a las 12.30 horas frente al Fuenlabrada, un rival directo en la lucha por la permanencia. Un triunfo en ese encuentro devolvería gran parte de la calma a la entidad y una derrota ya obligaría a adoptar medidas drásticas.

En lo que respecta a las posturas de los distintos integrantes del consejo de administración, una parte defiende a capa y espada al actual entrenador, amparándose en que fue el técnico que devolvió al equipo a la Liga Endesa y que piensan que está capacitado para solventar esta delicada situación. La otra parte son los que consideran que es el momento de dar un giro de timón para revertir la dinámica negativa de los últimos encuentros.

Lo que resulta evidente es que pase lo que pase en las próximas horas, el próximo partido será definitivo para conocer el futuro de Natxo Lezkano en el banquillo del Breo.

Los rivales directos ganaron

La derrota sufrida por el Breogán en la pista del Delteco no fue la única noticia negativa de la jornada. Lo peor fue que los rivales directos del conjunto breoganista sacaron adelante sus respectivos compromisos y colocaron a los de Lezkano en puestos de descenso.