Lara Méndez reorganizará los turnos de la Policía Local

Se abrirá expediente disciplinario a los seis oficiales que asistieron y abandonaron la reunión con la alcaldesa esta mañana


LUGO / LA VOZ

El conflicto entre el Gobierno y la Policía Local parece no tener fin. Esta mañana, tras una nueva jornada de tensiones, Lara Méndez anunciaba que el cuerpo reorganizará sus turnos en abril «como se fixo sempre, por decreto». Una medida que, recalcaba la regidora, será «temporal y de mínimos» a tenor de las 26 jubilaciones a las que se acogieron hace unos meses funcionarios policiales. «Estamos a falar dunha optimización dos recursos dispoñibles minguados polas xubilacións», explicaba Méndez, «a forma na que se distribúen os efectivos na actualidade non se corresponde coas necesidades reais do traballo, que son similares para cada unha das quendas».

Emilio Martínez Rivas, responsable de Recursos Humanos en el Concello de Lugo desgranaba que «atopándonos agora mesmo cunha situación na que unha das quendas de traballo ten 16 efectivos, dúas que teñen 14, unha 12, outra 11 e unha ten 10 efectivos. As xubilacións tamén afectaron de distinta forma ás patrullas urbanas e ás unidades de atestados. Ademais existen outras dúas unidades, a patrulla verde e o gabinete de tráfico que a raíz da xubilacións de inspectores teñen ausencia de mando».

Justifican la reestructuración para garantizar «que sempre quede cuberto o servizo de atestados e priorizar que sempre asista un número mínimo de patrullas na rúa operativas». Argumentaban que tras la reorganización del Concello «todas as unidades conten con 10 ou 11 axentes de Policía en todo momento na distribución. Hai que ter en conta que despois no día a día o número de axentes pode ser menor porque hai quendas de vacacións, asuntos propios e ausencias». Según Lara Méndez «esta reorganización non afecta, para nada, aos seus dereitos laborais e si afecta ao correcto funcionamento dun servizo tan importante e necesario para a cidadanía, os veciños e veciñas de Lugo. O interese e o benestar da cidadanía debe ser o prioritario de calquera funcionario público e sobre todo, se falamos de seguridade, da Policía Local». Añadía el responsable de personal del Concello que «hai unha razón de protección á cidadanía e un mínimo de efectivos nunha cidade como Lugo é necesario, pero ademais tamén, como me teñen manifestado os diferentes axentes de Policía, pola propia seguridade dos efectivos».

Un oficial por turno

Emilio Martínez explicaba que se reforzará la unidad administrativa, con esta reestructuración que pretende llevar a cabo el Concello, para gestionar las gestiones derivadas de los atestados. «Un atestado non é soamente o momento no que se produce o accidente e no que ten que intervir a Policía, senón que despois hai toda unha serie de xestións diante de xulgados, compañías de seguro, particulares... retardar esas xestións pode producir un prexuízo para as persoas afectadas».

También afectará a los mandos, el jefe municipal de Recursos Humanos apuntaba a que «a proposta garante que todas as quendas conten cun oficial e, polo tanto, cun mando. Salvo unha que temporalmente quedaría con dous, pero neste caso un ten anunciado que probablemente se xubile durante o ano 2019».

Abrirán expediente a los oficiales que se reunieron con la alcaldesa

Antes de comunicarle a los medios que el Concello reorganizará los turnos de la Policía Local en abril y por decreto, la alcaldesa y el responsable de personal se reunieron con los seis oficiales del cuerpo «por deferencia» para informarles de los cambios. «Tras intentar expoñer a motivación desta proposta, despois de interromper a miña intervención, incluso dirixíronse a nós con insultos, lles invitei a sentarse e seguir escoitando a proposta e senón que abandonaran a reunión. Abandonou un a reunión e detrás foi o resto. No momento da marcha fixeron alusión e vincularon ao documento de Relación de Postos de Traballo, a RPT», exponía Lara Méndez, «ante esta actitude que consideramos inaceptable o Concello iniciará un expediente disciplinario aos asistentes á reunión».

Explicaba la regidora que uno de los oficiales «non me recoñecía como autoridade» y argumentaba que si en algún momento el agente creía «que non estaba ben feito o procedemento tiña toda a capacidade de presentar un recurso, pero que en todo caso tiña que acatar. A capacidade organizativa téñoa eu e é o que vamos a exercer, se hai defecto de forma o poden recorrer, pero a capacidade é miña», insistía.

Emilio Martínez Rivas explicaba que los oficiales dejaron claro que «non ían aceptar ningunha proposta que non estivera asinada por un xefe da Policía». Para el responsable de personal «cuestionaron a capacidade da alcaldesa como xefa superior do corpo de Policía para decretar unha reorganización que é necesaria». Y apuntaba que «nunha reunión hai certas normas que se teñen que respectar. Vou propoñer que se abra un expediente disciplinario para depurar as responsabilidades que poidan existir. Hai situacións que hai que cortar de raíz».

El CSIF comparecerá esta mañana para dar otra versión de lo ocurrido en el encuentro con la alcaldesa. Según algunos agentes, a los oficiales no se les permitió intervenir, el documento no tiene el visto bueno del jefe de servicio (porque no hay) y la situación puede desembocar en los tribunales.

Tráfico se suma a hacer atestados en la capital lucense por la falta de policías locales con la especialidad

En algunos turnos de la local no hay ningún agente con formación o experiencia para realizar los atestados

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico empiezan a hacer atestados dentro de la ciudad porque la Policía Local no dispone de agentes con la especialidad de atestados en algunos turnos. Los agentes de la benemérita ya actuaron en varios siniestros en la capital cuando fueron llamados a colaborar con la local.

La Policía Local tiene una unidad de atestados propiamente dicha y varios agentes con formación para ello. De hecho hay turnos en los que hay varios agentes que hacen este trabajo, pero por contra hay otros turnos en los que no hay ningún policía local con experiencia en atestados. Por ello, el concello decidió pedir la colaboración de la Guardia Civil de Tráfico y cuando en algún turno no existan policías locales con esa especialidad, se llama a la Benemérita. Esta solución pueden funcionar en algunos casos pero en muchas ocasiones las pocas patrullas de Tráfico pueden estar desperdigadas por la provincia, a muchos kilómetros de distancia o en otros cometidos y tardar mucho tiempo en regresar a Lugo, por lo que el atestado tendrá que demorarse con los coches en la calle.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Lara Méndez reorganizará los turnos de la Policía Local